México (Agencias).- La fuga de ‘El Chapo’ del penal federal del Altiplano provocó la destitución de Ramón Pequeño García, quien hasta ayer fungía como jefe de Inteligencia de la Policía Federal (PF).

El cese de Pequeño se suma a los de Juan Domingo Ignacio Hernández Mora, quien era titular del Órgano de Prevención y Readaptación Social; Celina Oseguera Parra, excoordinadora de los Centros Federales de Readaptación Social, y Valentín Cárdenas Lerma, exdirector del penal del Altiplano.

El lugar de Chaparro fue ocupado por Damián Canales, exsecretario de Seguridad del Estado de México, cesado hace dos semanas por el repunte de la inseguridad en esa entidad. Canales también fue responsable de la seguridad en el estado de Hidalgo, cuando Osorio Chong se desempeñó como gobernador.

“No habrá lugar para la impunidad. Todo funcionario público federal, estatal o municipal que haya participado en estos hechos será castigado. Caerán todos los involucrados en esta fuga”, afirmó el secretario de Gobernación el pasado lunes 13, dos días después de la fuga del líder del cártel del Pacífico.

Ramón Pequeño García –hombre de confianza del exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, quien durante su administración lo nombró titular de la División Antidrogas– tenía a su cargo el monitoreo de las pantallas que están conectadas a las cámaras de seguridad de los Centros Penitenciarios de Máxima Seguridad a Plataforma México que se ubica en el Distrito Federal.