Tlalnepantla, Méx (Agencias).- La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) aseguró la sucursal de McDonald’s, ubicada en Tlalnepantla, luego de que un comensal denunció haber encontrado una posible cría de rata en su hamburguesa y haber comido parte de ella.

Fuentes de la PGJEM informaron que a las nueve de la noche del domingo, desalojaron al personal y a comensales del McDonald’s, ubicado en la esquina de las calles Toltecas y Morelos y colocaron engomados con la leyenda “inmueble asegurado”, en respuesta a la demanda penal de uno de los clientes.

Detallaron que un comensal acudió al Centro de Justicia, ubicado en la avenida Sor Juana Inés de la Cruz, e inició la carpeta de investigación 483310452615, pues dijo haber tragado parte de una rata que estaba en su hamburguesa.

Según la fuente, aproximadamente a las siete de la noche del domingo, el hombre comía su hamburguesa y sintió algo extraño en ella y cuando la abrió, vio una cabeza de rata, “suponemos que era una cría y el ciudadano dijo temer por su salud pues comentó que se comió parte del roedor”, detalló.

El comensal puso a disposición del Ministerio Público los restos de su hamburguesa y pidió el apoyo de las autoridades para que el caso sea investigado y sancionado, pues insistió en que en todo establecimiento de venta de alimentos debe haber higiene y certeza en la calidad de los alimentos, informaron en la PGJEM.

La PGJEM informó que inició la carpeta de investigación debido a que responsables del establecimiento habrían incurrido en la figura penal establecida como “delitos contra el consumo”, tipificados en el artículo 201 del Código Penal del estado de México, que penaliza a quien o quienes preparen alimentos pongan en riesgo al o los consumidores.

Por su parte, McDonald’s México afirmó en su cuenta de Twitter que todo es falso y que el animal fue sembrado en ese alimento. Mcdonald’s señaló que han hecho una “exhausta investigación” y que para ellos “es prioridad es la calidad y seguridad de los alimentos”.

tweet

A través de Twitter la empresa se defendió de las acusaciones