La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente  (PROFEPA) clausuró de manera total temporal un taller mecánico ubicado  en el poblado de Chiná, municipio de Campeche, por no contar el inspeccionado con las autorizaciones correspondientes que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales(SEMARNAT) para este tipo de establecimientos que manejan Residuos Peligrosos (RP).

Anteriormente, en atención a una denuncia ciudadana,  dicho predio fue inspeccionado, detectándose en ese entonces una serie de irregularidades entre las que destacan el operar sin contar con el permiso correspondiente que emite la autoridad ambiental y  carecer de bitácoras con registros sobre la generación de RP.

Tampoco tenía un espacio designado para el  almacenamiento temporal  de  Residuos Peligrosos  y no acreditó el destino final  que les daba a éstos.

En ese sentido y conforme a la ley en la materia,  la PROFEPA  instauró un procedimiento administrativo y ordenó la inmediata suspensión de actividades en el sitio.

Sin embargo, en una segunda visita que se realizó  para  verificar el cumplimiento  de las disposiciones señaladas,  se detectó que  el inspeccionado hizo caso omiso de éstas y  continuó operando de forma irregular.

Ante el  incumplimiento de los acuerdos de emplazamiento, esta dependencia federal  determinó  aplicar  la Clausura Total Temporal del taller mecánico,  por lo que se procedió a sellar el predio y se conminó al propietario a regularizar sus actividades ante la SEMARNAT.

 

ALEMM