Mérida, Yucatán.- Representantes de diversos organismos internacionales iniciaron ayer en Mérida, Yucatán una Misión de Apoyo a la Implementación del Proyecto Bosques y Cambio Climático, iniciativa que tiene la finalidad de contribuir a la mitigación de los efectos del cambio climático.

Lo anterior, mediante la creación de condiciones que reduzcan la deforestación y la degradación en zonas forestales de los ejidos y las comunidades de México, apoyando a los productores con líneas de financiamiento acompañadas de asistencia técnica y financiera que respalda la viabilidad de los apoyos otorgados por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

Esta visita que se desarrolla en las entidades que integran la península de Yucatán (Campeche, Quintana Roo y Yucatán) está auspiciada por el Programa de Inversión Forestal (FIP por sus siglas en inglés) que es un programa de los Fondos de Inversión sobre el Clima y tiene como objetivo apoyar los esfuerzos de países forestales para la reducción de emisiones causadas por deforestación y degradación forestal (REDD+).

Los recursos provenientes del Programa, se están generando iniciativas de financiamiento en zonas específicas que la CONAFOR identifica como Áreas de Acción Temprana (AAT) REDD+, en los Estados de Campeche, Jalisco, Oaxaca, Quintana Roo y Yucatán, pasando de una etapa de diseño a la de implementación.

Esta misión tiene el objetivo general de compartir entre las diferentes instituciones involucradas, los avances en la implementación del FIP en México y en la ejecución de las actividades financiadas por esta iniciativa así como los retos y
acciones pendientes para 2014.

El director general de la CONAFOR, Ingeniero Jorge Rescala Pérez, designó como representantes de la institución en esta Misión al Maestro Miguel Ángel Abaid Sanabria, Titular de la Unidad de Asuntos Internacionales y Fomento Financiero, y al Ingeniero Sergio Graf Montero, Coordinador General de Producción y Productividad, de la misma Comisión.

El Proyecto Bosques y Cambio Climático es una iniciativa que el gobierno de la República implementa a través de la CONAFOR, que tiene como objetivo apoyar a las comunidades rurales de México para que puedan gestionar sus bosques de
manera sustentable.

El mecanismo REDD+ se deriva de lineamientos internacionales de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre cambio climático y que en México se adoptan como compromiso a través de la Ley General de Cambio Climático.

México cuenta con 194 millones de hectáreas, de las cuales 138 millones (71%) son forestales; de estas, 63.4 millones son bosques y selvas. El 45 por ciento de esta superficie forestal pertenece a ejidos y a comunidades indígenas.

Los bosques de México albergan un número importante de pobladores, y está porción de la sociedad que representa cerca de la quinta parte de la población, constituye el segmento más pobre y marginado del país.

vmp