México, D.F.- Con el propósito de contribuir en la producción de alimentos, la ganadería, la industria y el turismo, así como garantizar el abastecimiento de agua de la sociedad, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, emitió el “Decreto por el que se otorgan facilidades administrativas a los usuarios de aguas nacionales”, que cuenten con títulos vencidos a partir del 1° de enero de 2009, de acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 7 de abril pasado.

Las facilidades administrativas, que vencerán el 31 de diciembre próximo, también son aplicables a los concesionarios o asignatarios que cuenten con títulos vigentes, pero que no solicitaron su prórroga a tiempo.

Como parte del trámite correspondiente, los beneficiarios del decreto deberán presentar ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la solicitud de adhesión al mismo —sin costo—, y acreditar, entre otros requisitos, que han explotado, usado o aprovechado las aguas nacionales, de acuerdo con lo establecido en su concesión o asignación.

Asimismo, en el decreto se detalla que para otorgar los nuevos títulos de las aguas nacionales, la Conagua aplicará un porcentaje de reducción del volumen para la recuperación y preservación de cuencas hidrológicas y acuíferos, para determinar la cantidad de agua a concesionar o asignar, tomando como base el volumen original autorizado en los títulos vencidos o por vencer.

Finalmente, se ratifica que la Conagua impulsa permanentemente acciones para optimizar la administración de las aguas nacionales, reducir la sobreexplotación del recurso y promover su uso sustentable, lo cual constituye uno de los principales objetivos del gobierno de la República.

vmp