Guadalajara, Jalisco.- El gobierno de Jalisco está comprometido con Temacapulín y con su deber para garantizar los derechos de sus habitantes.

Luego que el dictamen emitido por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) señaló como no viables las alternativas para mantener la cortina de la Presa El Zapotillo en 80 metros, el gobierno de Jalisco realizará las acciones necesarias para que Jalisco reciba el mayor beneficio de esta obra y para que los pobladores de Temacapulín sean indemnizados y reubicados conforme a derecho.

La Administración que encabeza el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz siempre ha mantenido una postura clara y a favor de evitar la inundación de este poblado.

Con el fin de proteger la integridad de sus habitantes, el 1 de agosto de 2013 el gobierno de Jalisco presentó 20 alternativas para asegurar el abasto de agua a la región de Los Altos y la Zona Metropolitana de Guadalajara.

En este sentido, se llevaron a cabo numerosas reuniones con autoridades federales para estudiar las propuestas. Al mismo tiempo, la autoridad estatal estableció una mesa de diálogo permanente con los pobladores para tomar en cuenta sus inquietudes.

El titular del Poder Ejecutivo acudió a Temacapulín a principios de su administración para conocer, de primera mano, los planteamientos de los habitantes de esta población alteña.

El día de hoy, la CONAGUA respondió a la Comisión Estatal del Agua (CEA) mediante un dictamen en el cual la autoridad federal explica las razones por las que considera que las propuestas presentadas no son viables.

La CONAGUA sustenta su determinación en cuestiones técnicas y de seguridad y advierte que, una vez terminada la presa, de seguir habitado Temacapulín, sus pobladores estarían en permanente riesgo.

vmp