La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) decomisó 1,122 kilogramos de carbón vegetal en el estado de Coahuila de Zaragoza, mientras que en Tabasco aseguró 3.9 toneladas del mismo producto, al no acreditar los inspeccionados  la procedencia legal del producto forestal.

Por lo que respecta a Coahuila,  esta Procuraduría  impuso además una multa  por un monto de $10,515.00, en cumplimiento a la resolución administrativa emitida por la Delegación  Federal de la  PROFEPA  en la entidad.

En una primera actuación, esta dependencia federal decomisó  a un establecimiento comercial ubicado en el municipio de Saltillo 1,122 kg de carbón vegetal contenidos en 51 costales, con un peso promedio de 20 kg cada uno.

Previo al decomiso,  personal de PROFEPA aseguró de manera precautoria el producto,  ya que al momento  de la inspección el visitado presentó documentación que carecía de los requisitos establecidos en el Reglamento de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable. Al visitado se le otorgó  el plazo de ley para acreditar la procedencia legal del carbón, situación que finalmente no ocurrió.

Por tal motivo, el producto decomisado quedó bajo resguardo definitivo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, a fin de que la dependencia determine su destino final.

El carbón vegetal es un producto forestal proveniente de diversas especies maderables, principalmente del mezquite, huizache y el encino, especies nativas del estado de Coahuila de Zaragoza.

En una segunda actuación, la Delegación Federal de la PROFEPA en el estado de Tabasco aseguró 3, 960 kg. de carbón vegetal en el ejido Víctor Fernández Manero, municipio de Jalapa.

Durante un recorrido de inspección y vigilancia por el citado municipio, inspectores de la PROFEPA detectaron un sitio donde se encontraba el producto forestal almacenado en costales.

Se contabilizaron 80 sacos con carbón vegetal de 12 kg cada uno, y 1, 500 bolsas  de 2 kg.  cada una, lo que da un total de 3.96 toneladas, de las cuales el visitado no acreditó la legal procedencia, por lo que se procedió al aseguramiento precautorio de éste. El producto quedó  en depositaría  del inspeccionado.

El Artículo 419 del Código Penal Federal establece que a quien ilícitamente transporte, comercie, acopie, almacene o transforme madera en rollo, astillas, carbón vegetal, así como cualquier otro recurso forestal, se le impondrá pena de uno a nueve años de prisión y de trescientos a tres mil días multa.

 

 

 

 

 

ALEMM