México, 17 Jun. (Notimex).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dio a conocer una agenda de políticas públicas orientadas a influir en la creación de una industria energética nacional, fuerte y competitiva, y promotora del desarrollo regional con estrategias para el encadenamiento productivo.

En el documento «Señal Coparmex», puntualiza que México está en el umbral de un cambio estructural que puede traer modernización y desarrollo, a través de un renovado impulso a la industria energética.

El sector patronal destaca que una de las agendas más importantes en la reforma energética es consolidar una industria nacional, con una buena proporción de pequeñas y medianas empresas (Pymes) que generen empleo y riqueza para los mexicanos.

El presidente del organismo, Juan Pablo Castañón, dijo que una de las propuestas para alcanzar el porcentaje mínimo es que la Secretaría de Economía, con la asistencia del Consejo Consultivo, realice diagnósticos sobre las capacidades regionales en exploración y extracción de hidrocarburos.

Así como en transporte y logística, y en las industrias de refinación y petroquímica básica y secundaria, además de sus derivados.

Sostuvo que el surgimiento de una industria energética mexicana necesitará además del fomento al contenido nacional, de una estrategia complementaria de apertura, fomento al crédito, desarrollo de infraestructura y subsidios para las Pymes, para que éstas se inserten y se desarrollen.

En materia de desarrollo regional, el organismo sostuvo que todas las regiones de México deben y pueden participar del proceso energético, aparte de las dotaciones de sus recursos naturales.