Oaxaca (Agencias).- Irma López Aurelio, la mujer que parió en el patio de una clínica en el municipio de Jalapa de Díaz en Oaxaca, declaró fue notificada sobre la quema de su expediente en centro hospitalario en medio de amenazas para que ya no declare sobre el caso.

En entrevista con Ricardo Rocha para Grupo Fórmula, la indígena de origen mazateco aseguró que el personal del hospital que recibe apoyo del programa Oportunidades le ha dicho incluso, que su registro no existe.

“Sí, me vinieron a avisar los vocales que los expedientes que tengo en la clínica los quemaron, como Oportunidades les dio apoyo del gobierno, dicen que yo no existo”, declaró.

“Yo no me estoy callando, estoy siguiendo con esta lucha, a ver hasta donde llego, le diría al gobernador todo como me hicieron”.

Por otra parte, sobre cómo fue recibida en el centro médico, precisó: “Una enfermera me sacó, me dijo que caminara, me dijo que había mucha gente porque era día de vacunas; yo me hice a un lado, se reventó fuente, me fui a un lugar solo y me alivié”

“Me dijeron que no estaba en parto para que naciera el niño, que esperara hasta las 8 que me atendiera el doctor”, añadió.

Por otra parte, de manera previa, López declaró ante otros medios que le fueron cobrados los servicios post parto que le fueron brindados luego de dar a luz en el patio del nosocomio.

“Sí, me cobraron y compré todo el medicamento que necesitaba, mi esposo lo compró todo, pues fue 400 lo del medicamento que compró y todavía se quedaron ahí ellos, se les quedó todas las cosas ahí”, agregó.