México (Agencias).- El banco estadunidense Citigroup anunció el lunes que había descubierto un segundo caso de fraude en su filial mexicana, Banamex, un poco menos importante que el primero, que le costó 235 millones de dólares el año pasado.

El director financiero, John Gerspach, indicó, al margen de la presentación de los resultados trimestrales, que ese segundo caso tenía «similitudes» con el primero, concerniente a Oceanografia (OSA), una empresa mexicana de servicios petroleros a la que Banamex había otorgado préstamos por alrededor de 585 millones de dólares a corto plazo.

Se suponía que ese dinero estaría dedicado a financiar las deudas con el grupo estatal Pemex, del que Oceanografia era subcontratista. Pero Citigroup se enteró a mediados de febrero que el gobierno mexicano había dejado de otorgar nuevos contratos a OSA. Algunos días más tarde, Pemex le indicó que una parte importante de las deudas que justificaban los préstamos de Banamex a OSA eran «fraudulentas».

El costo de este fraude, evaluado en 235 millones de dólares tras el pago de impuestos, había obligado a Citigroup a revisar a la baja sus cuentas anuales de 2013. Su beneficio neto anual cayó así de 13 mil 900 a 13 mil 700 millones de dólares. El segundo caso de fraude concierne también a un subcontratista de Pemex, precisó Citigroup, que sin embargo se negó a dar su nombre porque está en curso una investigación.

Las cantidades en juego se acercan a los 30 millones de dólares, precisó el director financiero John Gerspach.

El subcontratista en cuestión «comenzó a devolver los fondos y esperamos recibir la totalidad del dinero», dijo Gerspach sin ofrecer más detalles.