México, D.F. (Agencias).- La periodista Carmen Aristegui reiteró que va a permanecer en su noticiario de MVS Radio, luego del despido de dos de sus reporteros, pero llamó a la empresa a dar una explicación sobre el tema y a reinstalar a los dos comunicadores afectados, sin necesidad de llevar el asunto a un ámbito de litigio.

Luego de anunciar al inicio de la transmisión de este viernes que rechazaba “categóricamente” el despido de Daniel Lizárraga, coordinador de la unidad de investigaciones especiales del noticiario de Aristegui, y a Irving Huerta, integrante de dicho grupo, Aristegui amplió su postura sobre el tema.

“Un tema de dimensión equis se magnificó y se utilizó para una campaña desmedida, inédita y desproporcionada. MVS, por razones que sólo MVS sabe, recurrió a la estridencia mediática y a crear un clima de ruptura. Nosotros optamos por mantenernos al aire y a no caer en una circunstancia creada para eso”, subrayó la comunicadora en su espacio de noticias.

“En lugar de despedir a dos periodistas, deberíamos premiarlos. Son dos periodistas fundamentales que han dado a nuestros radioescuchas un trabajo de primer nivel, valiente, responsable, que debería ser reconocido y no castigado”, agregó.

Aristegui enfatizó que el despido de Lizárraga y Huerta “sin mi anuencia daña seriamente nuestro trabajo editorial, nuestra relación incluso contractual con MVS y contraviene seriamente la relación entre MVS y yo”, por lo que hizo un llamado a la empresa a que reinstalen a ambos reporteros en su cargo.

“Nuestro llamado a MVS es que los reinstalen, voluntariamente y sin recurrir a nada más. La reinstalación de Irving y de Daniel es una condición irrenunciable para seguir adelante. Hay condiciones aún para hacerlo en términos civilizados y armoniosos”, recalcó.

“El llamado es que regresen Daniel e Irving y se revierta una decisión que se da en un contexto muy inquietante, a que MVS clarifique su postura. Hay mecanismos a los cuales podríamos recurrir para resolver esta circunstancia o litigar esta situación. Espero sinceramente una respuesta positiva y que esto no sea lo que parece ser”, dijo.

Por último, Aristegui manifestó que “no es tiempo de sometimientos, de aceptar regresiones. No tenemos derecho de aceptar un vendaval de regresiones autoritarias”.