Por Ivonne Martínez. Enviada

Cancún, 29 May. (Notimex).- La industria de la construcción está en un proceso de reordenamiento, donde empresas bien capitalizadas y con finanzas adecuadas asumen un papel más preponderante, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El subsecretario del ramo, Fernando Aportela Rodríguez, resaltó que el empleo en este sector lleva varios meses con tasas positivas y mencionó que tan sólo en marzo pasado creció 5.0 por ciento respecto a febrero previo.

En rueda de prensa en el segundo día trabajos de la 5 Asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), refirió que la banca de desarrollo destinó 14 mil millones de pesos en financiamiento a las empresas constructoras en los primeros cuatro meses de este año.

“Para esas empresas, y para todas las empresas del sector que cuentan con finanzas adecuadas, está la banca de desarrollo para propiciar que puedan seguir haciendo su actividad”, dijo el subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

Resaltó de igual forma que aunque se trata de un crecimiento a tasa anual negativo, los datos de empleo en el sector de la construcción presentan una tendencia positiva en su comparación mensual desde diciembre del año pasado.

Mencionó que el último dato de empleos formales del sector de la construcción registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) muestra una tasa de crecimiento de 5.0 por ciento en marzo con relación a febrero de este año.

Por otra parte, el funcionario comentó que el tema de “ciudad sustentable” fue uno de los abordados en esta asamblea del GEF, el principal mecanismo financiero internacional de proyectos para proteger el medio ambiente global.

Por ello, destacó la necesidad de invertir en planeación urbana con una visión de largo plazo, considerar infraestructura verde y las característica y dinámica de cada ciudad.

Resaltó que México, a través del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) trabaja en la elaboración de atlas de riesgo, sobre todo a nivel municipal, para evitar se construyan viviendas en zonas de riesgos catastróficos.

Además, abundó, seis meses antes del inicio de esta administración, el gobierno federal estableció nuevas reglas para desarrollar viviendas sustentables, sobre todo en lugares que ya contaran con todos los servicios públicos.

En ese sentido, Aportela Rodríguez expuso que a la Secretaría de Hacienda le toca garantizar el financiamiento a las empresas de vivienda y a la gente que quiera una hipoteca.

Por ello, a través de Nacional Financiera (Nafin) y la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) se otorgan garantías de pago oportuno para que los bancos privados sigan prestando a las empresas constructoras y danto crédito directo, anotó.

Precisó que para estas dos medidas, en los primeros cuatro meses del año, la banca de desarrollo destinó unos 14 mil millones de pesos, con lo que se garantiza que las empresas constructoras con finanzas sanas, que -dijo- son la mayoría de las que integran este sector, tuvieran acceso al financiamiento.

Aseveró que como parte de los trabajos de la asamblea del GEF, que concluyen esta noche, se reconoció la importancia de una adecuada inversión en infraestructura que proteja el ambiente y promueva el crecimiento fuerte y sostenido, con una visión integral y de largo plazo.