(Agencias)

Ante a la repentina salida de Manuel Modragón y Kalb de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), varios miembros de la Cámara de Diputados reconocieron el trabajo realizado por el funcionario desde que asumió el cargo en 2013, particularmente, en la estrategia federal contra el crimen organizado.

Los legisladores Francisco González Vargas y José Alberto Rodríguez Calderón, ambos integrantes de la Comisión de Seguridad Pública, rechazaron totalmente que la renuncia del Comisionado vaya a tener efectos secundarios en la lucha contra la delincuencia, gracias a la solidez del proyecto encabezado por el Gobierno federal.

De la misma manera, González Vargas adelantó que el sucesor de Mondragón y Kalb será una persona capaz de plantarle cara al fuerte problema de inseguridad que azota el país, tal como lo realizó el saliente líder de la CNS, quien seguirá colaborando con la administración del presidente Enrique Peña Nieto en el área estratégica.

Además, el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) calificó al funcionario como un hombre muy capaz, inteligente y que dejará un gran hueco, sin embargo, aseguró que la estrategia en seguridad no se verá afectada gracias a que todos los esfuerzos eran resultado del trabajo en equipo.

“Él hizo una parte muy importante y creo que los resultados de combate a la delincuencia están a la vista, los índices de delincuencia han disminuido en todo el país (…) Hoy tenemos zonas tranquilas que antes no lo eran, como Monterrey, Tamaulipas y otras en las que la delincuencia hacía de las suyas y hoy son lugares con más seguridad”, agregó.

Por su parte, los senadores Luis Sánchez y Omar Fayad Meneses lamentaron la renuncia de Mondragón y Kalb al frente de la CNS, destacando los logros alcanzados durante su gestión en materia de seguridad y en la lucha contra el crimen organizado.

O.D.