Aquila, Michoacán (Agencias).- Otro menor murió luego de que elementos del 86 Batallón de Infantería abrieran fuego contra una manifestación que presenciaban menores de edad en el puente de la comunidad de Ixtapilla, municipio de Aquila.

Los inconformes se manifestaban contra la detención del líder de autodefensas de Ostula, municipio de Aquila, Semeí Verdía Zepeda, según reporta la Comunidad Indígena de Ostula.

“Resultado de ello fueron asesinados el menor Herilberto Reyes García de 12 años, la niña Neymi Natali Pineda Reyes de 6 años y Melesio Cristiano de 60 años”.

Ante ello, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), José María Cásares Solórzano, informó que ya se abrió una queja de oficio que fue turnada de inmediato a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por la presunta agresión de elementos del Ejército Mexicano contra civiles de la comunidad de Ixtapilla, del municipio de Aquila.

En entrevista telefónica, el ombudsman michoacano precisó que el expediente fue abierto bajo el número 201/2015.

Los comuneros explican: “Como se denunció en el Boletín 1, ayer 19 de julio la comunidad indígena de Santa María Ostula, Municipio de Aquila Michoacán fue severamente agredida por parte de fuerzas federales, estatales y municipales en un operativo conjunto que desplegó el ‘Grupo de Coordinación Michoacán’”.

Resultado de las agresiones, dos menores y un adulto fueron asesinados, mientras que se encuentran heridos de gravedad varios comuneros.

Señalan que: “Así mismo, miembros del Ejército detuvieron al comunero Refugio Serrano. Hasta el momento no se conoce su paradero”.

Paralelo a la detención de Cemeí Verdía Zepeda (Primer Comandante de la Policía Comunitaria de Santa María Ostula y Coordinador General de las Autodefensas de los municipios de Aquila, Coahuayana y Chinicuila) miembros del Grupo de Coordinación Michoacán intentaron detener al Tesorero del Comisariado de Bienes Comunales de Santa María Ostula, dicen los líderes nahuas.

“En dicha acción, con el propósito de hacerse pasar por comuneros y provocar que la comunidad se enfrentara con el Ejército, se robaron radios de comunicación que utiliza la comunidad para resguardar su territorio comunal. También fue robado el sello del consejo de Vigilancia”.