México, DF (Agencias).- El peso finalizó la sesión en su peor nivel de cierre desde el 25 de julio del 2012, tras un dato mejor al esperado de la actividad manufacturera en Estados Unidos.

Si bien la cifra enviaba alentadoras señales del principal destino de las exportaciones de México, reforzaba expectativas de que la Reserva Federal comience a recortar la ayuda que ofrece a la mayor economía del mundo y que ha inundado de liquidez a los mercados globales.

El tipo de cambio spot cerró en 13.4095 a la compra y 13.4165 unidades por dólar a la venta, con un retroceso de 0.61% ó 8.15 centavos, frente a los 13.3350 pesos del precio de referencia del lunes.

La moneda fue presionada también por la expectativa de Estados Unidos reporte el viernes sólidas cifras de su mercado laboral. Más temprano, la moneda cayó hasta 13.4665 por dólar, su peor nivel intradía desde el 2 de agosto de 2012.

El retroceso también fue atribuido a una menor demanda global por activos de riesgo debido a la cautela sobre una posible acción militar de Occidente en Siria.

En el mercado de deuda el rendimiento del referencial bono a 10 años subía 10 puntos base, a la espera además del anuncio local de política monetaria el viernes, aunque no se espera que el banco central modifique la tasa clave de interés.

DÓLAR LIBRE Y EURO

El dólar libre y el euro ganaron siete y 17 centavos al peso, de manera respectiva, en comparación con el cierre de ayer, al alcanzar precios máximos de 13.67 y 17.97 pesos, en ese orden, en sucursales bancarias del Distrito Federal.

La divisa estadounidense registró una cotización mínima a la compra de 12.89 pesos en bancos de la capital mexicana, en tanto que el yen se ofreció hasta en 0.138 pesos por unidad.