Villahermosa, Tabasco (Agencias).- Bienes muebles e inmuebles de Andrés Granier Melo serán asegurados por la Procuraduría General de la República (PGR), para resarcir el daño ocasionado al erario federal y difícilmente se devuelvan al estado, advirtió el ex presidente del Colegio de Abogados de Tabasco, Sergio Antonio Reyes Zurita.

El abogado aseguró que las autoridades lo primero que harán es un embargo precautorio para que al dictarle sentencia se dé el decomiso de los bienes que estén a nombre del ex mandatario, explicó que esto se prevé en el Código Federal de Procedimientos Penales, en el Artículo 181, donde reza que:

Los instrumentos, objetos o productos del delito, así como los bienes en que existan huellas o pudieran relación con éste, serán asegurados a fin de que no se alteren, destruyan o desaparezcan.

Mientras que la administración de los bienes asegurados se realizará de conformidad con la ley de la materia, y en este caso dijo, “que corresponderá a las autoridades federales, la Procuraduría General de la República (PGR) quien es la que imputa los delitos de operaciones con recursos ilícitos y defraudación fiscal”.

“Lo idóneo es que la Procuraduría de la entidad hubiera llevado el caso, a fin de que al asegurar los bienes, estos quedaran en beneficio de los tabasqueños y no a como está previsto que suceda, que sea la Federación quien se quedé con ellos”, criticó.

Además el especialista en Derecho advirtió que por lo tardado del caso, ya que hace seis meses Granier Melo concluyó su administración gubernamental, la cantidad de bienes pudieron reducirse, “tuvo el tiempo suficiente para cambiar los muebles e inmuebles a nombre de alguien más, no precisamente de su familia, por lo que ahora pudiera decomisar no sea mucho”.

De hecho como parte del proceso penal que se sigue al ex gobernador Andrés Granier Melo la Procuraduría General de la República (PGR) ha solicitud de la Procuraduría General de Justicia de Tabasco (PGJ) ordene a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB) el congelamiento de tres cuentas bancarias del ex gobernador Andrés Granier Melo de aproximadamente 46 millones de pesos como parte del procedimiento judicial que existe en su contra.

Asimismo, se le solicitó al Instituto del Registro Público de la Propiedad y el Comercio el embargo precautorio de 13 propiedades ubicadas en Villahermosa, Cancún y el Distrito Federal, con valor de 26 millones de pesos.

El embargo precautorio podría ser de dos y hasta seis años en tanto concluya la investigación y en caso de resultar el ex mandatario responsable de esta manera se resarcirían los 1,900 millones de pesos procedentes de la Federación cuyo paradero aún se desconoce.