México (Notimex).- El presidente saliente del Consejo Mexicano de Negocios, Claudio X González, anunció que las empresas del organismo, como demostración del entusiasmo y el optimismo por las reformas, harán inversiones por unos 33 mil millones de dólares durante este año, cifra sin precedente.

En la sesión de este Consejo, ante el presidente Enrique Peña Nieto, dijo que las inversiones se realizan en telecomunicaciones, productos al consumidor, minería, tiendas de detalle, productos químicos, autopartes, productos farmacéuticos, banca, productos alimenticios, transporte, construcción e infraestructura y tecnología.

Aclaró que la cifra de inversión puede ser “bastante mayor”, en la medida que se implementen con éxito las reformas, en especial la del sector energético.

“Con esto el Consejo participa y contribuye en forma positiva a la solución de dos de los temas más importantes del país, el crecimiento y la inclusión, en los cuales tenemos que lograr el éxito necesario para asegurar que nuestro país aproveche su potencial de crecimiento en beneficio de todos los mexicanos”, argumentó.

Al referirse a su gestión al frente del organismo empresarial, mencionó que durante los tres años se amplió a 50 miembros, así como el ingreso de tres mujeres empresarias, por lo cual se cambió el nombre del mismo, de Consejo Mexicano de Hombres de Negocios a Consejo Mexicano de Negocios.

Asimismo, dijo que durante se gestión se apoyaron programas que impulsan la importancia de la empresa y del empresario en el desarrollo del país, se promovió el comercio exterior y se apoyaron esfuerzos educativos.

Destacó la creación de un programa a pequeñas y medianas empresas (Pymes) concentrado en las zonas metropolitanas del Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara.

Durante su intervención, Claudio X González dio la bienvenida a Alejandro Ramírez Magaña, quien estará al frente del Consejo en el periodo de 2015-2016.

Ramírez Magaña mencionó a su vez que se promoverá el crecimiento económico que permita generar empleo de calidad y reducir la pobreza a través de la inversión productiva, el pago de impuestos y la generación de ideas.

Así como contribuir positivamente a la consolidación de una economía de mercado abierta, moderna y competitiva, en una democracia que garantice la libertad, con base en un diálogo franco y respetuoso, señaló.

Abundó que el país mantiene la estabilidad y el crecimiento, como acreditan las cifras de consumo, inversión y empleo de los últimos meses.