Puebla, 13 Oct. .- En medio de una crisis por la violencia en Guerrero y en otros estados del país, el presidente Enrique Peña Nieto ratificó su compromiso por fortalecer el marco legal en favor de los derechos humanos, que son la piedra angular de nuestro orden constitucional y «deben ser también de nuestra realidad cotidiana».

Al inaugurar el XII Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil: Nuevos Roles y Expresiones de la Sociedad Civil, el mandatario federal advirtió también que cuando hay disposición en los gobiernos es más fácil avanzar, construir y modelar la sociedad de progreso que todos deseamos.

Por ello, llamó también ha tener imaginación, proyectos y asumir una actitud propositiva y constructiva para avanzar.

Luego, de reafirmar que su gobierno tiene una relación estrecha con la sociedad civil, admitió que los ciudadanos organizados son un poderoso motor de cambio social, ya que han contribuido a la transparencia, rendición de cuentas y al combate a la pobreza.

Peña Nieto resaltó que el gobierno de la República reconoce y valora las aportaciones de la ciudadanía organizada, por ello ha creado y ha ampliado mecanismos y espacios de participación para dar cause a la iniciativa de los mexicanos.

Recordó que desde su primer día de su gobierno externó que su administración tendría una estrecha relación con la sociedad civil organizada cómo viene ocurriendo.

En ese contexto, resaltó que se cuenta con múltiples mecanismos de participación ciudadana a través de los cuales el sector social contribuye de manera decisiva al éxito de distintas acciones de gobierno.

«Para esta administración los ciudadanos no son sólo beneficiarios de los programas públicos sino parte activa de su operación. La interacción con la sociedad civil es amplia y constante más de ocho mil 500 organizaciones sociales aportan su energía colectiva».

Frente al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador de la entidad, Rafael Moreno Valle, dijo que como presidente de la República es el primero es reconocer la importancia de la sociedad organizada en el diseño de las políticas publicas.

Afirmó que en México las organizaciones sociales han sido fundamentales para consolidar nuestra democracia, han dado impulso a la participación ciudadana, a la transparencia, a la rendición de cuenta y combate a la corrupción.

Ante ello, consideró que los ciudadanos han sido y siguen siendo un motor de cambio social y citó como ejemplo la reciente reforma constitucional que fortalece la transparencia y el acceso de la información pública en todos los poderes y órdenes de gobierno.

Además fueron parte esencial en la política nacional de datos abiertos, con ella cualquier persona podrá acceder directamente a la base de información pública en formatos útiles y eficaces.

Asimismo, la sociedad participa en los esfuerzos públicos para alcanzar un México en paz y sostuvo que ahora los ciudadanos también tienen representación permanente en el Consejo de Seguridad Publica, entre otras.

Igualmente mencionó el destacado papel que ha desempeñado la sociedad civil mexicana en la promoción, respeto y protección de los derechos humanos, con el que el gobierno de la República está «firmemente comprometido».

Peña Nieto aseguró que su administración seguirá compartiendo esfuerzos con la ciudadanía para fortalecer el marco legal y el andamiaje institucional en favor de los derechos fundamentales, incluyendo la protección de los niñas, niños y adolescentes, así como el desarrollo integral de las mujeres.

Afirmó que el gobierno está mostrando su compromiso social con hechos muy claros y resaltó que en el 2013, diversas dependencias canalizaron apoyos a organizaciones de la sociedad civil por un monto superior a los cinco mil 400 millones de pesos.

En 2014, a través del Instituto Nacional de Desarrollo Social se están proyectando mil 278 proyectos.

“En lo que va de la administración a través de coinversión social, se han dado más de dos mil 800 proyectos de desarrollo integral, mejora alimentaria y nutrición, inclusión social e igualdad de género.

“Con medidas y acciones concretas como estas, reafirmo mi confianza y respaldo y positiva labor que realizan las organizaciones del sector social”.

Abundó que la sociedad civil es una gran aliada del gobierno de la República “en la construcción de un México en paz, más próspero e incluyente. Ciudadanos y autoridades, sociedad y gobierno estamos sumando esfuerzos en torno a propósitos comunes”.