México (Agencias).- Para Peña Nieto, el alza en el tipo de cambio, además del aumento en todos los precios tras el gasolinazo, no significa que tengamos en México una crisis económica, sino una “incertidumbre económica”.

Fiel a su tendencia de negar los hechos, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó al participar en los Diálodos con la Familia Prospera que hay varios indicadores que dejan ver que el consumo interno en el país está creciendo y son una muestra de la vitalidad que tienen nuestra economía.

“Vivimos un momento de desafío económico, pero no tenemos una crisis económica, sino un momento de gran desafío porque tenemos incertidumbre particularmente en lo que va a pasar con la relación con Estados Unidos”, afirmó el mandatario durante una gira de trabajo.

“La semana pasada las ventas en las tiendas de autoservicio subieron 5 por ciento y hoy el IMSS da a conocer un dato importante, en el mes de enero fue cuando más fuentes de trabajo se generaron con 83 mil empleos”.

Señaló que en los casi cinco años de su administración se han generado 2.4 millones de empleos, la mayor cifra de fuentes de trabajo que haya generado otro gobierno.

Por ello el presidente llamó a que “no se dejen llevar por aquellas voces que a fuerza nos quieren condenar a qué estamos excesivamente mal”.

“Tenemos rezagos, tenemos retos, pero también tenemos importantes avances, estamos generando más empleos y así estamos trabajando para que ustedes jóvenes tengan más oportunidades”, dijo al dialogar con jóvenes beneficiarios de programas sociales.

Sobre la relación México-Estados Unidos, Peña Nieto reiteró que trabajará en cuerpo y alma para defender los intereses y derechos de México y nuestro connacionales en el exterior.

Antes el Ejecutivo expresó que su gobierno no va a restar o limitar recursos a estas áreas de los programas que lleva el gobierno para apoyar a lo que más necesitan.