Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó hoy a quien tenga información sobre el caso Ayotzinapa que la entregue a las autoridades, con la garantía de que tendrán la protección del Estado y, además, ayuda oficial “si están implicados”.

Con los posibles informantes, «tenemos el compromiso de proteger, recompensarlos», dijo el mandatario en su conferencia diaria. «Si se requiere, ayudarlos, si están implicados», añadió.

El mandatario se abstuvo de ofrecer precisiones sobre esas garantías.

Al cumplirse hoy el quinto aniversario de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, López Obrador y dos funcionarios de su gobierno -Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, y Omar Gómez trejo, Fiscal del caso Ayotzinapa- aparecieron con camisetas que conmemoran la tragedia.

El presidente destacó que hay una voluntad expresa para esclarecer el caso como prioridad gubernamental. Aseguró que no habrá impunidad y participan todas las instituciones para investigar el caso. No hay ningún obstáculo para que investigadores nacionales e internacionales ayuden a esclarecerlo, porque cuando se trata de ilícitos que involucran a elementos del Estado siempre es muy difícil esclarecerlo

Subrayó que lo fundamental es que no habrá impunidad, porque va más allá de un simple ilícito, es un asunto fundamental para fortalecer la justicia, derechos humanos, la consolidación de las instituciones.

Sería una gran contribución que se ayude a saber el paradero de los jóvenes, por eso reiteró su llamado a que quienes tengan información aporten.

Sostengo que sin perdón es más difícil hacer realidad la justicia, dijo el mandatario. «Que nos ayuden, este es un mensaje para los que seguramente saben, hay muchos que saben. Por eso tengo confianza de que vamos a conocer la verdad. El que informe tiene toda la protección del Estado».

«Olvido no; perdón, sí», añadió

«Por eso no pierdo las esperanzas, estoy optimista, creo que vamos a dar buenas noticias a los familiares, no me doy por vencido, creo que vamos a lograr llegar a la verdad porque si no hay protección, complicidad, contubernio de las autoridades con quienes participaron en los hechos se tiene que saber».

Durante la conferencia, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación reiteró que existe una recompensa de 10 millones de pesos por información sobre el paradero de Alejandro Tenescalco Mejía, a quien identificó como un ex policía municipal y «uno de los principales perpetradores» de la desaparición de los estudiantes.