La mañana de ayer lunes el exgobernador de Colima, Fernando Moreno Peña, fue atacado a balazos cuando se encontraba desayunando en un restaurante de la ciudad de Colima capital y tras diversas operaciones fue declarado fuera de peligro.

A las 10:20 horas, dos sujetos desconocidos ingresaron al restaurante y sin mediar palabra alguna accionaron sus armas contra Moreno Peña, quien presenta cuatro impactos de bala.

De manera inmediata, el también exrector de la Universidad de Colima fue trasladado al Hospital Regional Universitario.

El secretario de Salud de Colima, Agustín Lara Esqueda, informó que el exgobernador recibió tres impactos de bala en el tórax y uno en el cuello, que dejó una lesión en la yugular derecha. Después de más de siete horas en las que fue sometido a varias operaciones, Moreno Peña fue declarado fuera de peligro.

Aún no se ha establecido el móvil del atentado y se siguen todas las líneas de investigación posibles, que incluye la situación de la seguridad e incluso el entorno personal y laboral de la víctima.

Dos ex gobernadores han fallecido de manera trágica

En Colima, el tercer estado más pequeño del país, han muerto de forma trágica dos mandatarios estatales en los últimos 10 años y uno más fue herido a balazos. Gustavo Vázquez Montes falleció en un accidente aéreo en febrero de 2005, Silverio Cavazos fue asesinado afuera de su casa en Colima en noviembre de 2010, y Fernando Moreno Peña fue atacado este lunes.

Esta entidad no escapa a los problemas de inseguridad y de presencia del crimen organizado, ya que los delincuentes son atraídos por el puerto de Manzanillo, que es uno de los más codiciados por el crimen organizado que busca de introducir droga procedente de Sudamérica y Asia. Apenas el 30 de agosto pasado la PGR incautó ahí 123 kilos de cocaína.

A esto se suma la jornada violenta que en mayo pasado vivió Colima, cuando grupos del crimen organizado bloquearon todos los accesos carreteros, libres y de cuota, que comunican la ciudad de Colima y el puerto de Manzanillo.

La DEA reveló recientemente que uno de los grupos que ha aprovechado las condiciones para expandir su zona de influencia, es el Cartel de Jalisco Nueva Generación.