México, 8 May (Notimex).- Con milongas y tangos argentinos del grupo Huatango, así como con música de piano acompañada de ritmos caribeños, principalmente de Cuba, a cargo Gonzalo Ruvalcaba y su grupo Volcán, concluyó anoche la segunda edición del festival Clazz Continental Latin Jazz México.

En el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque (CCB) en esta capital, sede del encuentro, ambas agrupaciones fueron bien recibidas, entre aplausos de un público que se rindió ante diferentes ritmos y sonoridades en un cierre que se extendió cerca de dos horas y media.

Jazz contemporáneo, ritmos tropicales, así como fusiones de huapango mexicano con tangos argentinos, sedujeron a los espectadores, quienes entre pieza y pieza reconocieron el virtuosismo de ambas agrupaciones.

El grupo conformado por Ricardo Martín Jáuregui en el piano, el bandoneonista argentino Carlos Gabriel Fernández y el contrabajista Mario Cortes, fue el encargado de arrancar el cierre del festival, al interpretar temas de la autoría del propio Ricardo Martín.

Música de corte bohemio, romántico, a la que solo le hizo falta una pareja de tango que la acompañara y amenizara, fue parte de la participación de este trio, que conquistó con temas como “A fuego lento” y otro dedicado al compositor y académico mexicano Joaquín Gutiérrez Heras (1927-2012).

Teniendo al tango como protagonista, el compositor, arreglista, director de orquesta y pianista Martín Jáuregui, agradeció el apoyo de los presentes, así como a los organizadores de este encuentro, que reunió a músicos de Cuba, México, Argentina y España.

De igual manera, el argentino Carlos Gabriel Fernández, agradeció el cariño del público mexicano, así como al Clazz Continental Latin Jazz México por honrar y por dar cabida a la música de su natal Argentina.

En la segunda parte del concierto, Volcán, agrupación liderada por Gonzalo Ruvalcaba, prendió los ánimos y contagió de diferentes ritmos a un foro que ansioso celebró la presencia de sus integrantes: Giovanni Hidalgo en las percusiones; Horacio “El Negro” Hernández en la batería; José Armando Gola en el bajo y el propio Ruvalcaba en el piano.

Considerado como un “súper grupo de estrellas”, producto de años de amistad, respeto y patrimonio musical diverso y rico, este cuarteto se ganó el aplauso con diversos ritmos y sonoridades.

Fue su fundador, el pianista, Gonzalo Ruvalcaba, quien de manera magistral, ofreció un solo, el cual fue celebrado por los presentes, pues el músico demostró no sólo su madurez, sino un excelente manejo en el piano.

Con más de 150 álbumes publicados entre todos ellos con sus propuestas individuales, estos músicos altamente reverenciados unieron sus fuerzas para deleitar a melómanos mexicanos.

¿Por qué Volcán? El volcán incorpora los cuatro elementos de la naturaleza, tierra, aire, viento y fuego. Acechante y majestuoso sobre paisajes, el volcán nos recuerda los objetivos a los que aspiramos, el viaje sigue y el valor de la subida a la cima, dicen los músicos en la página web del festival.

 

EEMB.