México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que hay dos denuncias en contra del líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, al tiempo que negó que hayan sido bloqueadas sus cuentas bancarias como reportó este miércoles el diario Reforma.

Desde hace algunos días ha trascendido que después de 26 años de estar al frente del sindicato de trabajadores de Pemex, Deschamps dejará su cargo. Este miércoles, el Comité Ejecutivo General del gremio petrolero convocó a una asamblea extraordinaria a la que asistirían los líderes de las 36 Secciones y los comisionados sindicales.

«Hay dos denuncias, dos informes que se enviaron a la Fiscalía General de la República. No es como lo sostiene un periódico de que se congelaron cuentas, eso no. Pero sí se enviaron las denuncias y los informes a la Fiscalía General, en este caso, que es la que tiene la investigación en este asunto», dijo López Obrador al ser cuestionado en su conferencia mañanera.

Sobre los delitos por los que la FGR investigaría al líder petrolero, el presidente informó que es por ilícitos relacionados con ingresos. “Con obtención de recursos básicamente, ingresos obtenidos de investigaciones o avisos de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda”, explicó.

Carlos Romero Deschamps es líder del sindicato petrolero desde 1993. Cuenta además con una larga trayectoria como legislador del PRI, partido del que es miembro activo desde 1961.

A pregunta expresa, López Obrador descartó haberse reunido con el líder petrolero ya que –planteó– por lo general no suele tener encuentros con dirigentes, e incluso dijo nunca lo he visto.

“Trato de ser cuidadoso, no tengo ningún problema con nadie, me gusta más reunirme con la gente”,dijo.

Este miércoles, el diario Reforma publica que el viernes 11 de octubre, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) recibió requerimiento de información de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) con número de oficio 110/E/445/2019 en relación a las cuentas bancarias de Romero Deschamps e incluso de su esposa e hijos.

La UIF –según la misma información– argumentó que todos ellos se encuentran en calidad de investigados, en una indagatoria por delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Asesores jurídicos de Romero explicaron a este diario que las cuentas del dirigente y su esposa Blanca Rosa Durán, así como de sus hijos Paulina, Alejandro y Juan Carlos Romero Durán, fueron congeladas desde el pasado lunes.