México (La Jornada/El Financiero).- Los gobernadores priístas manifestaron a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a los secretarios de Defensa Nacional y de Marina, el General Luis Cresencio Sandoval y el Almirante José Rafael Ojeda Duran, respectivamente, “respaldo absoluto a la Guardia Nacional”.

En una reunión privada los mandatarios priístas destacaron además que la Guardia Nacional es una necesidad para restaurar la seguridad y la tranquilidad en el país. Diez gobernadores del tricolor entre ellos Quirino Ordaz de Sinaloa, Alejandro Murat de Oaxaca y Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila, entrevistados en el Café La Habana señalaron su apoyo total a la creación de la nueva agrupación en materia de seguridad, la Guardia Nacional, en sus términos porque el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, será su comandante supremo y él tendrá el mando.

Entrevistados los gobernadores del estado de México, Coahuila, Oaxaca y Sinaloa señalaron que los mandatarios estatales del tricolor están a favor de esta nueva corporación en materia de seguridad “porque nosotros conocemos el terreno en los estados, sabemos lo que pasa y habrá coordinación federal y estatal”.

Incluso Riquelme apuntó: “En Coahuila no nos importa que el mando sea militar; hay problemas de seguridad y se deben atender”.

Se suman mandatarios de Morena, PAN, PRD y MC

Los gobernadores del país coinciden en la necesidad de crear la Guardia Nacional. Emanados de Morena, PRI, PAN, PRD y MC, coinciden en su mayoría en que la situación de inseguridad en México requiere una corporación integrada por militares, pero advierten que debe quedar claro tanto la temporalidad como el mando civil de este cuerpo.

En entrevistas con El Financiero, algunos mandatarios estatales hacen énfasis en que, independientemente de la creación de la Guardia, no se debe dejar de fortalecer las capacidades institucionales de las policías estatales y municipales.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, manifestó que es urgente que en el Congreso se concrete la aprobación de la Guardia Nacional, pero pidió a los legisladores que en la ley se garantice la autonomía de los estados y municipios.

Consultado por El Financiero, aseguró que en Coahuila dan su apoyo a la Guardia “y a lo que la Presidencia ubique como u una estrategia que pueda apoyar a los estados”.

Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, afirmó a este diario que el país necesita una corporación como la Guardia, que tenga elementos capacitados, con experiencia, y que su mando sea civil, como ya lo planteó en la Cámara de Diputados.

“¿El Presidente qué es, un militar, un naval o un civil? Luego entonces, el jefe máximo de las Fuerzas Armadas en los términos de la Constitución es el Presidente de la República, lo que significaría que el jefe de la Guardia deberá ser un civil”, dijo.

El gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, se expresó en entrevista a favor de la Guardia y apuntó: “Todos coincidimos en que en su momento los militares tendrán que irse a los cuarteles, a desempeñar el trabajo por el que fueron creados. Pero en este momento, sé perfectamente bien que se requiere a la Marina trabajando con la sociedad y con todos los niveles de gobierno”.

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, se pronunció a favor de la creación de la Guardia Nacional, pues reconoció la importancia de que los estados cuenten con el apoyo de una corporación federal en materia de seguridad.

En declaraciones a El Financiero, puntualizó que, no obstante, eso no implica que las entidades se subordinen ante dicha instancia: “Sí coordinación, no sumisión”.

“Hoy en día, la sociedad le tiene gran confianza al Ejército, es una de las instituciones que más credibilidad tiene, entonces creo que la presencia de la Guardia Nacional va a ayudar a darnos certeza a todos”.

Alejandro Tello Cristerna, gobernador de Zacatecas, insistió en que “la temporalidad es importante. No le veo otra salida en este momento, ya que el país está inmerso en un problema de violencia”.

Al respecto, el gobernador de Colima, Ignacio Peralta, señaló a este diario que se debe contar “con un sustento jurídico que nos permita fortalecer el marco de actuación y de coordinación para combatir al crimen organizado”.

Para el mandatario de Veracruz, Cuitláhuac García, es necesaria la Guardia para enfrentar la inseguridad, ya que, considera, ayudará “mucho” a resolver los problemas de violencia que sufre el país.

A pregunta de El Financiero sobre si a su juicio la Guardia Nacional significará militarización del país, el morenista respondió: “No quisiésemos que fuese así, quisiéramos que los controles para que la policía funcionaran, pero no funcionan”.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, dijo en entrevista con este diario que “pensar que con el Ejército vamos a resolver la problemática de inseguridad es un error. Es más compatible caminar en pistas paralelas: fortalecer las policías locales, por un lado, y por el otro apoyarnos en el Ejército y la Marina, pero con medidas claras, bajo el mando civil y sólo de manera temporal”, agregó.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, en respuesta a preguntas de este diario, apuntó que “la seguridad pública debe ser una tarea esencial del orden civil y las corporaciones que están llamadas a su combate efectivo, directo y permanente, son las corporaciones policiacas, yo creo en ese esquema”.