México (Agencias).- El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, negó los señalamientos acerca de que su administración habría iniciado una persecución política contra Andrés Granier y aseguró que el desfalco al estado habría sido prácticamente imposible de realizar sin el conocimiento del ex mandatario.

En entrevista Núñez manifestó que la procuraduría de Tabasco ha convocado por segunda vez al ex gobernador, con el objetivo de responder a un cuestionario por las causas que se siguen relacionadas con el desfalco financiero al estado.

Agregó que corresponderá a la misma procuraduría determinar si Granier es arraigado cuando llegue al estado.

Núñez se dijo confiado en que Granier arribe a Tabasco el viernes para comparecer y garantizó que el ex gobernador gozará de todas las garantías.

“Él (Granier) ha dicho que está dispuesto a comparecer, espero que lo haga mañana viernes, dice que es inocente, que va a aclarar todo, bienvenido, que tiene todas las garantías en Tabasco para hacerlo”, dijo.

La procuraduría de justicia del estado de Tabasco investiga a Granier por la presunta comisión de los delitos de peculado, ejercicio indebido del servicio público y lo que resulte.

Cumple Granier un día completo dentro de SEIDO

El ex gobernador Andrés Granier sigue dentro de las instalaciones de la Subprocuraduría especializada en investigación de delincuencia organizada (SEIDO), a donde ingresó desde ayer alrededor de las 10 y media de la mañana.

Granier Melo acudió este miércoles a las instalaciones en compañía de sus dos abogados, para declarar voluntariamente en el caso del desfalco millonario al estado de Tabasco con el que se le relaciona.