México.- Tras un estudio de laboratorio, la Asociación de Consumidores Orgánicos alertó que se encontraron residuos de un herbicida cancerígeno conocido como glifosato en muestras de harina de maíz del grupo Maseca en México.

Los resultados de las muestras de laboratorio donde se hizo pruebas a harina de maíz blanco y amarillo de la marca Maseca, mostraron concentraciones de glifosato que van desde 5.14 hasta 17.59 microgramos de glifosato por cada kilo de harina.

En una de las muestras, la presencia de Organismos Genéticamente Modificados (OMG), alcanzó hasta 94.15 por ciento, por lo que hay una correlación que muestra que a mayor porcentaje de OGM, mayor concentración de glifosato.

De acuerdo con ACO (La Asociación de Consumidores Orgánicos), las muestras fueron analizadas por los laboratorios del Health Research Institute en Iowa, Estados Unidos, bajo el método de la FAO1.

En marzo de 2015, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, órgano especializado de la Organización Mundial de la Salud, clasificó al glifosato de “probable cancerígeno”.

Las tortillas de harina de maíz Maseca son las más vendidas del país. El herbicida encontrado en esta harina de maíz fue creado por la trasnacional Monsanto en 1974, mata a las plantas excepto a las modificadas genéticamente para resistir su efecto.

“Queda claro a partir de estos resultados, las afirmaciones de Maseca al vender un producto natural y nutritivo son falsas y engañosas”, mencionó Ronnie Cummins, director internacional de la OCA.