El uso del herbicida glifosato, uno de los agroquímicos más usados a nivel mundial en el cultivo de transgénicos, puede causar cáncer en los humanos, de acuerdo con estudios realizados por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con los resultados de esta investigación, se obtiene una evidencia más de los impactos negativos del uso de agroquímicos y cultivos transgénicos que hacen imperativo la prohibición de su uso.

De acorde con los parámetros de la OMS, el glifosato fue categorizado dentro del grupo 2A, la segunda categoría en peligrosidad de las cinco que clasifica el organismo, solo detrás del asbesto y la radiación ionizante, utilizada en los Rayos X y la generación de energía nuclear, que se encuentran en el grupo 1A.

El estudio dado a conocer por la Organización Mundial de la Salud revela que el glifosato causó daño al ADN y los cromosomas en las células humanas analizadas. El glifosato es el herbicida mayormente utilizado a nivel mundial en más de 750 productos para la agricultura, forestales y urbanos. Fue creado por la trasnacional Monsanto bajo la marca Roundup y su uso ha incrementado significativamente a raíz del desarrollo de variedades de cultivos transgénicos.

El agroquímico ha sido detectado en el aire durante la pulverización de los cultivos en los que fue  utilizado, en el agua y en los alimentos. En consecuencia, las personas que trabajan o viven en zonas aledañas a los campos donde se utiliza esta sustancia están en constante exposición a los efectos del herbicida, mismo que ha sido detectado en sangre y orina de trabajadores agrícolas.

 

Greenpeace demanda al gobierno mexicano que prohíba el uso del glifosato en todo el territorio, ante la evidencia científica dada a conocer por la OMS. Así como el restablecimiento de la moratoria para la siembra de maíz y soya transgénicos en el país, que pone en riesgo las variedades nativas de esta semilla y por su potencial impacto en la salud.

Para saber más sobre el glifosato y los transgénicos lee  aquí.

 

ALEMM