México (Agencias).- Los negocios de gestoría de los hermanos Manuel y Jorge Alberto Bribiesca Sahagún no se limitaron a la obtención de contratos para Oceanografía con Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que tanto en el sexenio de su padrastro, Vicente Fox, como en el de Felipe Calderón mediaron para que la paraestatal asignara directamente contratos a la empresa Blue Marine, para arrendamiento de buques tanques.

En 2007 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) interpuso una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), para lo cual abrió y después congeló la averiguación previa 109/UEIDCSPCAJ/2008 por probable daño patrimonial a la paraestatal por el arrendamiento del buque-tanque Torm Asia, que tenía un costo original de 15 mil dólares diarios, y Blue Marine lo cobró en 45 mil dólares a Pemex Internacional (PMI).

En entrevista, el presidente del consejo nacional de Movimiento Ciudadano, José Manuel del Río Virgen, informó que al indagar este caso desde la Comisión de Marina que presidió en la 60 Legislatura, funcionarios de Pemex le aseguraron que “la señora Marta Sahagún” los llamaba para pedirles contratos para Oceanografía, propiedad de Amado Yáñez.

Sus hijos, afirmó, hacían de mediadores para Blue Marine, empresa a la que la Cámara de Diputados pidió a Pemex en 2007 dejar de otorgarle contratos en tanto se realizaba la investigación correspondiente. Toda la familia está involucrada, sostuvo.

Del Río explicó que sólo tres empresas controlan el mercado de transporte en grandes volúmenes de petrolíferos y gas en México: Oceanografía, Blue Marine y Grupo TMM; con la primera fuera, las otras dos prácticamente se quedan como monopolio.

Entre 2004 y 2007, Blue Marine y sus socios Arrendadora Ocean y Subtec consiguieron contratos con Pemex por más de mil 800 millones de pesos, como documentó la ASF en la revisión de las cuentas públicas de esos años.

A finales de abril de 2008, mientras se discutía en el Senado la iniciativa de Calderón para abrir Pemex a la iniciativa privada, la Comisión de Marina denunció que el entonces director de la paraestatal, Jesús Reyes Heroles, “decidió reforzar sus nexos con la empresa Blue Marine, al aprobar –el miércoles 23 de abril– a ese consorcio como uno de los dos únicos competidores en la licitación número 18576018-022-7”.

Tal licitación correspondía al arrendamiento con opción a compra de cinco buques tanques para el transporte de petrolíferos, que comprometió un presupuesto de 85 millones de dólares anuales por barco durante 10 años.

El negocio, en el que mediaron los Bribiesca Sahagún, añadió el ex diputado federal, consistió en lograr que Blue Marine –en la que es fundador, socio y presidente Antonio Juan Marco Issa– obtuviera un contrato para la renta de los buques al triple del costo original.

Juan Marco Issa fue coordinador de los ex directores de Pemex Rogelio Montemayor, Raúl Muñoz Leos y Luis Ramírez Corzo, y es obvio que contaba con información privilegiada, dijo.