Ciudad de México.-Con motivo del Día Internacional del Síndrome de Down, el Hospital Infantil de México “Federico Gómez” inauguró en sus instalaciones la exposición de once cuadros pintados por niños y jóvenes que viven con Síndrome de Down.

Al hablar en representación de la secretaria de Salud, Mercedes Juan, el director general del hospital, Luis Alberto García Aranda, se dijo complacido por recibir la obra de esta población sobre todo porque, a nivel nacional, es centro de referencia en la atención de niños con Síndrome de Down.

El doctor García Aranda recordó que esta es la segunda ocasión que el hospital abre sus instalaciones para promover el arte de los niños con Síndrome de Down, y felicitó a los pintores que se han incorporado a la reciente muestra.

Los menores que exponen en el hospital pertenecen a la Fundación Arte Down, que dirige el caricaturista Arturo Kemchs, iniciador de esta asociación civil, quien afirmó que  estos artistas demuestran en sus cuadros sus grandes aptitudes, respeto a la vida y sensibilidad.

La Fundación Arte Down México es una institución que cubre un importante espacio dentro de la comunidad Down, y está integrada por personal con amplia experiencia en el trabajo y convivencia con estas personas.

Inició actividades en 2010, con 20 alumnos y en la actualidad cuenta con alrededor de 100 personas, con edades que van desde los 40 los días de nacidos, hasta los 50 años, quienes con gran entusiasmo participan en los talleres de terapia del arte, pintura, música, teatro, artesanía mexicana, cerámica, danza, zumba, educación física y estimulación temprana entre otras actividades.

El Síndrome de Down es una alteración genética causada por información extra en el cromosoma 21, a esto se le conoce como trisomía y se estima que en México se presenta en uno de cada 700 nacimientos.

Sobre este tema, Armando Garduño Espinoza, subdirector de Medicina del Instituto Nacional de Pediatría y encargado de la Clínica de Atención Integral a niños con Síndrome de Down, afirmó que quienes padecen este síndrome están en desventaja porque tienen diferentes grados de retraso mental y por lo menos la mitad presenta cardiopatías. También hay falta de fuerza muscular y trastornos de la glándula y del de tubo digestivo.

Esta condición no les impide llevar una vida normal, porque son capaces de trabajar y de ser independientes.

También resaltó que la esperanza de vida para quienes presentan Síndrome de Down  es de más de 60 años. Muchos de estos niños asisten a escuelas regulares porque aprenden más, tienen una serie de habilidades para las artes por ejemplo, se visten y comen solos no obstante, es necesario reforzar los programas de inclusión porque tienen derechos iguales, pero necesidades diferentes.

La Secretaría de Salud cuenta con instituciones que atienden este Síndrome como el Instituto Nacional de Pediatría, los hospitales Juárez de México, General de México, General Dr. Manuel Gea González e Infantil de México “Federico Gómez”. 

ejb