México, 4 Abr. (Notimex).- El Instituto Nacional Electoral debe actuar con amplitud de miras y metas ambiciosas de largo plazo, más allá de las coyunturas políticas y retos inmediatos, afirmó el consejero presidente del nuevo organismo, Lorenzo Córdova durante la sesión inaugural.

Asimismo, aseguró que si bien las elecciones de 2015 serán “la prueba del ácido” para el instituto pues servirán para hacer un diagnóstico, mejorar y afinar las nuevas reglas, mas no para apostar por otra renovación radical del marco electoral.

ejb