Cancún, 25 May (Notimex).- La temporada de “summer break”, que se extenderá hasta principios de julio, inició con la llegada de los primeros turistas juveniles provenientes, sobre todo de Texas, California y Nueva York, Estados Unidos.

De acuerdo con un comunicado del gobierno del estado, en esta temporada se espera entre 45 mil y 50 mil estudiantes estadounidenses, quienes se alojarán en Cancún y, en menor medida en la Riviera Maya y Cozumel.

Esa cifra, precisó, representaría un aumento de tres a cinco por ciento en comparación con la temporada de 2014 y de al menos 10 por ciento más que en 2013.

El turismo de “summer break”, es más fácil de manejar que el de “spring break”, pues son estudiantes de preparatoria que por lo regular vienen en compañía de una guía, de un líder de grupo o de un familiar, aclaró.

Según la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC) y la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), la derrama económica varía entre mil y dos mil 200 dólares por cada visitante durante los cinco ó siete días de su estadía, además del hospedaje y vuelo.

Al respecto, la titular de la Sedetur, Laura Fernández Piña, señaló que la llegada de turismo de “summer break” contribuirá a mantener el porcentaje de ocupación por arriba de 80 por ciento en Cancún y la Riviera Maya.

Además de que la visita de ese sector es la antesala de la temporada de verano, en la cual los hoteles operarán a más de 90 por ciento de su capacidad.

El director de la OVC, Jesús Almaguer Salazar, consideró que su importancia va más allá, toda vez que “es un turismo que en el negocio definimos como tener dinero en el banco”, es una inversión que a largo plazo redituará mayores dividendos.

Afirmó que el turismo de “spring break” y “summer break”, es repetitivo, “si lo tratas bien y lo cautivas, siempre regresa a vacacionar, a casarse, en grupo y, al paso de los años, con la familia que formó”.

Es un turismo que empezó a florecer después de 1988, luego del paso del huracán “Gilberto”, que se ha mantenido cada vez con mayor presencia, mejor organizado y respetuoso de las normas, sostuvo.

En este contexto, el funcionario planteó que el turismo repetitivo representa 23 por ciento de los visitantes a Cancún, lo que es un indicativo de la confianza en el destino y de su seguridad.