Monterrey, Nuevo León.-Este próximo lunes 14 de abril la luna se «ruborizara», aunque únicamente como parte de un eclipse total que podrá ser admirado en la ciudad acercándose la medianoche, por lo que el Planetario Alfa, invita a todos los aficionados a la astronomía y público en general para admirar este fenómeno.

En esta ocasión se tratara de un eclipse total de luna, aunque con la peculiaridad de que la luz de los atardeceres y amaneceres alrededor del mundo se encargarán de teñir de rojo al satélite terrestre por espacio de varias horas; haciendo aún más interesante la observación del mismo.

A partir de las 11 de la noche, el Planetario Alfa y la sociedad de Astrónomos del museo, tendrá la observación en vivo del eclipse y una conferencia sobre el tema, pues dentro del fenómeno que se presentará Marte también podrá ser admirado de una manera muy cercana a través de los telescopios instalados para observación.

Cabe destacar que los eclipses de Luna acontecen con una frecuencia aproximada de uno o dos cada seis meses y cuando ocurre un eclipse de Luna total, la atmósfera terrestre filtra los rayos del Sol y confiere a la Luna una coloración rojiza, anaranjada o cobriza muy singular.

La coloración y luminosidad específica de la Luna eclipsada dependerá de las condiciones atmosféricas en el perímetro de la Tierra donde acontecen los amaneceres y atardeceres. Si el cielo está muy despejado en esas regiones, será un eclipse brillante. Si hay gran cantidad de polvo a causa de erupciones volcánicas, incendios o tormentas de arena, el eclipse será más oscuro y rojizo.

De este modo, alrededor de las 23:53 del lunes 14 de abril, la Luna ingresa a la penumbra, una sombra tenue, iniciando su totalidad, cuando la Luna completa está inmersa en la penumbra alrededor de las 2:06 del 15 de abril, siendo la duración de este eclipse 1 hora y 18 minutos.

Asimismo, el Planetario invita a las personas que deseen ver el eclipse en vivo a través de internet, en la página http://eclipse.gsfc.nasa.gov/OH/OHfigures/OH2014-Fig01.pdf.

Es importante resaltar que los eclipses de Luna son completamente inofensivos, además que no se requiere de filtros especiales para su observación ni ninguna protección especial para los ojos.

ejb