México (Agencias).- Luego del caso que derivó en el cierre del restaurante Maximo Bistrot por una inconformidad de Andrea Benítez, hija del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Humberto Benítez Treviño, la Secretaría de Economía (SE) informó que por instrucción del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la Secretaría de la Función Pública inició una investigación para esclarecer los hechos.

A través de un comunicado estableció que se investigará el operativo de verificación de la Profeco realizado el pasado viernes en dicho local que causó fueran colocados sellos de clausura.

Andrea Benítez, hija del titular de la dependencia, amenazó al restaurante con la clausura del establecimiento tras esperar media hora para que le pudieran asignar una mesa para comer.

Dos horas después del altercado regresó acompañada de inspectores de Profeco, quienes colocaron sellos de clausura al local, argumentando anomalías con el mezcal que se expende en el negocio.

La controversia llegó al punto en que ayer, domingo, el propio titular de la dependencia se disculpó a través de una declaración difundida por la Dirección General de Profeco por lo acontecido:

“Ofrezco una sincera disculpa a quien haya sido afectado por el inapropiado comportamiento de mi hija Andrea. Ella exageró la situación y las autoridades de la Profeco, que dependen de mí, sobrerreaccionaron indebidamente por tratarse de mi hija”, agregó el servidor público.

También comentó que desde la semana pasada se encuentra convaleciente por una intervención quirúrgica y “al enterarme de la situación, de inmediato instruí se suspendiera el operativo, a fin de evitar cualquier extralimitación por parte de los verificadores”.

Entre las críticas suscitadas surgió el hashtag #LadyProfeco dentro de la lista de trending topics de este domingo en twitter, con comentarios alusivos a la prepotencia de la hija del funcionario.