El presidente Andrés Manuel Lopez Obrador lamentó la muerte del estudiante Norberto Ronquillo, secuestrado el 4 de junio en la Ciudad de México y de quien se encontró su cuerpo sin vida la madrugada de este lunes.

“Estamos ocupados y preocupados, lamentamos mucho estos casos, nos duelen, lo digo de manera sincera”, expresó en rueda de prensa desde Palacio Nacional.

El mandatario señaló que la seguridad es una asignatura pendiente para garantizar la paz y la tranquilidad en el país y en la Ciudad de México.

“Estamos trabajando para que haya paz, para que haya tranquilidad, y vamos a tener resultados, cada vez mejores, porque se está actuando”, dijo.

Recordó que cuando estuvo en el gobierno de la CDMX se logró reducir la incidencia delictiva y se mantuvo así durante mucho tiempo.

“Los gobiernos que yo encabecé, luego con Alejandro Encinas, luego con Marcelo Ebrard y ahí están los resultados, bajaron los homicidios, secuestros, robo de vehículos, robos en general”, abundó.

Sheinbaum atiende problemas de inseguridad

López Obrador reconoció que en los últimos años se descuidó la atención en materia de seguridad y aumentó la incidencia delictiva en la capital de la República, pero aseguró que ya se está trabajando al respecto.

“Ahora se tienen más problemas, pero ya se está atendiendo; la jefa de Gobierno todos los días, Claudia Sheinbaum, está trabajando en esto, está haciendo lo mismo que hacíamos y que seguimos haciendo ahora en el gobierno federal”, señaló.

Lo anterior, al referirse que todos los días, por la mañana, la jefa de Gobierno mantiene reuniones con ciudadanos para atender sus demandas.

Caso Norberto Ronquillo

Norberto Ronquillo fue secuestrado el martes 4 de junio cuando salía de la Universidad Pedregal localizada en la colonia Coapa, al sur de Ciudad de México.

A las 9:32 de la noche fue captado por las cámaras de seguridad del plantel cuando se dirigía a casa de sus tíos, quienes horas más tarde recibieron una llamada para pedir el rescate del secuestro.

La familia pagó la suma de dinero, pero Norberto no fue entregado y la madrugada de este lunes la Procuraduría General de Justicia capitalina informó que el cuerpo del joven de 22 años fue encontrado sin vida en calles de la alcaldía Xochimilco.