(Agencias)

Las últimas palabras recibidas desde el avión malasio desaparecido hace 10 días fueron pronunciadas por el copiloto, según ha confirmado este lunes la aerolínea, proporcionando una nueva pista en el periodo crucial durante el cual el avión fue deliberadamente desviado de su ruta.

La confirmación en una rueda de prensa de que la voz corresponde a Fariq Abdul Hamid, el copiloto del vuelo 370 de Malaysia Airlines, despierta las sospechas de que las autoridades malasias no están contando todo lo que saben de la desaparición de la nave. Algunas de las voces críticas proceden de China, desde donde acusan a los oficiales malasios de ocultar información importante y de actuar muy despacio, dificultando la búsqueda del Boeing 777.

El capitán Zaharie Ahmad Shah y su copiloto Fariq Abdul Hamid son los principales objetos de investigación y una de las cuestiones principales es saber quién controlaba el avión cuando cambió de rumbo. El último mensaje recibido desde la cabina decía «todo bien, buenas noches» y se produjo cuando los sistemas de señales principales del avión ya habían sido manualmente desconectados.

«Las investigaciones iniciales indican que fue el copiloto quién habló», dijo el CEO de la compañía aérea Ahmad Jauhari. La última señal del sistema de comunicación del avión (ACARS) se recibió 12 minutos antes de las últimas palabras del copiloto. El equipo que muestra la localización del avión fue apagado justo dos minutos después de que se recibiera la voz.

Los servicios de inteligencia de EEUU también se centran en la tripulación. «Creo que todo conduce a quienes estaban en la cabina de mando», señala Michael McCaul, uno de los jefes de inteligencia de EEUU.