México (Agencias).- Retirar dinero de la Afore puede ocasionar bajas significativas en el monto de la pensión al momento de la jubilación, debido a los intereses que dejan de percibirse sobre ese dinero, además de las semanas de cotización que se descontarían, explican expertos.

Por ejemplo, si una persona de 30 años con 20,000 pesos en su cuenta retira 2,103 pesos, estaría mermando su pensión en 10% y descontando sus semanas cotizadas en el mismo porcentaje.

“Este porcentaje podría aumentar hasta 15%, porque ese dinero dejará de percibir el rendimiento de los intereses que hubiera generado su ahorro a largo plazo”, detalló el presidente de la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores, Alejandro Turner.

Si se tratara de una persona de 50 años, el impacto se vería reflejado en una disminución de las semanas de cotización necesarias para obtener la pensión mínima garantizada.

En 2014, la Consar registró 1.2 millones de retiros parciales por un monto total de 9,863 millones de pesos, lo que significó un aumento de 13.7% respecto a 2013.

“Creemos que este aumento se debe a que algunas Afores lo ocupan como una herramienta de venta y promoción”, señaló Carlos Ramírez. Y es que para captar clientes, algunas administradoras se aprovechan de la ignorancia y desinformación de los trabajadores al promover el retiro sin hablar de sus efectos.