México (Agencias).- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) cobrará cinco mil millones de pesos en impuestos a las ventas y compras realizadas por los pepenadores y recicladores de México en 2014.

“Estaremos recaudando 5% del valor de las compras de las empresas e intermediarios de reciclaje que se incorporen al esquema fiscal”, dijo Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del SAT.

En el cálculo más conservador realizado por el Instituto Nacional de Recicladores (INARE) el valor de compras asciende a más de 100 mil millones de pesos anuales, señaló durante su participación en la conferencia de prensa Crezcamos juntos.

 

Según el encargado del despacho fiscal, al menos 400 mil personas en el país se dedican a la recolección y acopio de residuos sólidos, aluminio, papel y cartón, fierro, cobre, en otros productos que terminan en la basura.

“Es un sector vulnerable donde más de 400 mil personas de este país realizan una actividad laboral en condiciones precarias y sin ellos la industria de reciclaje no tendría proveedores”, expresó.

El responsable de la agenda tributaria afirmó que es un régimen especial para este sector de la población que carece de seguridad social y otros servicios como salud y vivienda.

“Se trata de un sector que carece de la preparación administrativa, fiscal para cumplir con las obligaciones fiscales, así como carecen de derechos fundamentales como una identificación y prestaciones sociales”, comentó.

El programa fue una demanda de los recicladores y pepenadores para que les diéramos una certeza y seguridad en la compra y venta de sus insumos, además se generaba una competencia desleal no contar con facturas ni recibos fiscales, expresó Núñez Sánchez.