La tormenta Manuel se debilitará a depresión tropical durante la noche de este jueves, y es posible que el viernes se disipe en la Sierra de Chihuahua, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En su Aviso de Ciclón Tropical en el Pacífico, el organismo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que el índice de peligrosidad de la tormenta es moderado, y que el aviso de zona costera de máxima atención se mantiene desde La Cruz hasta Topolobampo, Sinaloa.

A su vez el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) informó que Manuel está en tierra, a 190 kilómetros al este de Los Mochis, Sinaloa, se desplaza hacia el noreste a una velocidad de 11 kilómetros por hora con vientos sostenidos de 75 kilómetros por hora y rachas de 95 kilómetros por hora.

Mediante el Sistema de Alerta Temprana (Siat), el organismo de la Secretaría de Gobernación (Segob) recordó que se mantienen activas las alertas en nueve estados de la República Mexicana.

Especificó que están activadas las alertas roja en el norte de Sinaloa; naranja en el resto de Sinaloa, sur de Baja California Sur y noroeste de Durango; amarilla en el sur de Sonora, centro de Baja California Sur y Durango, suroeste de Chihuahua y en Nayarit.

También hay alerta verde en el norte de Baja California Sur, centro de Sonora, oriente de Durango, en Colima y en Jalisco; y la azul en el norte de Baja California Sur, Sonora y Michoacán.

De acuerdo con el pronóstico, Manuel mantendrá su rumbo hacia el noreste y se espera que al término de este jueves o inicio del viernes se ubique en el noreste del municipio Guadalupe y Calvo, Chihuahua, a 30 kilómetros, al suroeste de El Vergel, ya como depresión tropical.

El organismo de la Segob advirtió que Manuel ocasionará lluvias intensas en Sinaloa y en el sur de Sonora, muy fuertes en Chihuahua y Durango, fuertes en el sur de Baja California Sur y en Nayarit.

Abundó que los valores acumulados de las precipitaciones esperadas para este viernes serán de hasta 350 milímetros en Sinaloa, además de continuar vientos fuertes y oleaje elevado en las zonas costeras, sin embargo a medida que pierda intensidad los efectos disminuirán.