México, D.F.- La ampliación de los mecanismos locales de Pago por Servicios Ambientales (PSA) una modalidad que opera la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) en México, se enfocará en el servicio hidrológico de los bosques que vinculará a los propietarios con los usuarios de los servicios asentados en centros urbanos, a quienes se consideraría como nueva fuente de recursos para incrementar la superficie conservada y ampliar la duración del esquema de pagos.

Lo anterio lo dio a conocer el director general de la Comisión Nacional Forestal y presidente de la Comisión Forestal de América del Norte de la Comisión Forestal (COFO) de la FAO al participar en la “Semana Mundial Forestal” organizada durante el 22º periodo de sesiones del COFO en Roma, Italia.

Explicó ante representantes de 139 países que integran el principal órgano estatutario de la FAO para el sector forestal, que México “está fortaleciendo el esquema de Mecanismos Locales de Pagos por Servicios Ambientales, en donde el gobierno Federal aporta hasta un 50% de los recursos».

Agregó que estas nuevas fuentes de recursos permiten incrementar la superficie conservada o bien ampliar la duración del esquema donde actualmente 248 mil hectáreas son protegidas con modalidades de concurrencia, con una inversión total de 67 millones de dólares de los cuales el gobierno a través de la CONAFOR aporta el 48% y las contrapartes el 52%.

Los Fondos Concurrentes para el Pago por Servicios Ambientales se lleva a cabo con la participación de financiamiento de otros actores como gobiernos locales, civiles e instituciones privadas. La explicación de este modelo despertó interés de los asistentes al Salón Austria del edificio de la FAO en Roma donde el Ingeniero Rescala expuso su ponencia en el Foro de Debate “Pago por Servicios Ecosistémicos Forestales y Financión Forestal”.

También explicó que de forma paralela al servicio ambiental, las comunidades de los terrenos forestales han encontrado en el Programa de Pago por Servicios Ambientales una opción viable de ingreso y empleo; “esto ha generado una nueva percepción acerca de la conservación pues los dueños de los bosques lo asumen como una actividad productiva” indicó en el marco de esta reunión internacional que se lleva a cabo cada dos años.

México cuenta en total con 138 millones de hectáreas con vegetación forestal, al 70% del territorio nacional. En particular los bosques y selvas cubren 64 millones de hectáreas Se estima que en las áreas forestales habitan un poco más de 11 millones de personas que subsisten de diferentes formas con los recursos forestales.

vmp