México, D.F.– El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, afirmó que ambientes de trabajo dignos, seguros y saludables, ofrecen condiciones para incrementar la productividad; por ello, además de garantizar el cumplimiento de la Ley, es indispensable fortalecer una cultura de prevención en los centros de trabajo, que representará menores costos para las empresas, el sector salud y los sistemas de seguridad social.

En el marco del “Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo”, el titular de la dependencia indicó que las empresas más rentables son aquellas que ofrecen mejores ambientes para el desempeño del trabajador, mientras que la exposición a riesgos laborales, la detección tardía de enfermedades relacionadas con el trabajo y la deficiente atención a la salud, conlleva a una baja productividad laboral.

Informó que en lo que va de esta Administración, se han realizado 165 mil 662 inspecciones en más de 117 mil empresas, que incluyen la revisión de las condiciones que presentan los centros de trabajo en materia de seguridad y salud, beneficiando con ello a más de 7.8 millones de trabajadores.

Además, reconoció el trabajo de los integrantes del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo, por la publicación la Norma Oficial Mexicana NOM-010-STPS-2014, la cual permitirá hacer más efectiva la prevención y atención de riesgos a la salud de trabajadores expuestos a agentes químicos contaminantes del ambiente laboral, así como a facilitar el cumplimiento de las obligaciones.

Lo anterior, estableció el encargado de la política laboral del país, permitirá enfrentar el reto que, de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo, los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales implican pérdidas anuales del 4% del Producto Interno Bruto mundial.

En el caso de México, indicó que en 2002 se registraban 2.5 accidentes de trabajo por cada 100 trabajadores; para 2011, y pese a las acciones realizadas en materia de seguridad y salud en el trabajo, la incidencia se incrementó a 2.8 por cada 100.

“La política laboral de todo gobierno debe tener como eje central y destinatario final al trabajador. Esa es nuestra tarea desde la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, garantizar que los empleos en México sean de calidad, que ofrezcan condiciones de seguridad y representen riesgos mínimos para la salud de los trabajadores”, apuntó.

En su turno, el director General de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ),  Miguel Benedetto Alexanderson, consideró al control de riesgos de sustancias químicas como elemento clave para la productividad de la industria química mexicana, y reiteró su compromiso para continuar trabajando con las autoridades en el manejo de esos productos peligrosos, con el objetivo de lograr un México más productivo, próspero y más seguro.

En el evento estuvieron presentes el secretario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, Fernando Salgado Delgado; el Titular de la Coordinación de Salud en el Trabajo del IMSS y presidente de la Comisión Americana de Prevención de Riesgos en el Trabajo de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, Rafael Rodríguez Cabrera, entre otros.

vmp