RECIFE.-En un partido ríspido y por momentos con fútbol abierto, México empata 0-0 con Croacia.

En los primeros minutos del encuentro los mexicanos mostraron algo de nerviosismo, al tiempo que nos 30 mil mexicanos desde las tribunas de la Arena Pernambuco, los alentaban entonando el Cielito Lindo.

Los aficionados mexicanos jugaron su partido desde las grados, presionando al  portero Pletikosa de Croacia con el típico grito de guerra en los despejes  “eeeeeeeeeeeee ¡p…to!”. Grito que también se usaba en los tiros de esquina cobrados por Croacia.

Desde el inicio, los croatas comenzaron a dominar las acciones, y se fueron adueñando de balón, hasta que sorpresivamente México despertó al 15 con un disparo de antología del jugador del Porto, Héctor Herrera, que cimbró el poste derecho de arco de Pletikosa. Las acciones se equilibraron y a 18 Oribe remató desviado a un lado de la portería de Croacia.

Después e encuentro se fue tornando ríspido, y ninguna selección generaba acciones de verdadero peligro. Aunque a final del primer tiempo, varias acciones de pelota parada, pusieron en riesgo ambas porterias, y sobre todo comenzaron  a calentar los ánimos.

En la primera parte el croata Ivan Rakitic fue amonestado a minuto 8 por una flata sobre José «El Gallito»  Vázquez, mientras que Rafa Márquez recibió tarjeta amarilla por una falta al minuto 39.