México.- El próximo canciller, Marcelo Ebrard, dijo este jueves que no está sorprendido por las advertencias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para frenar una caravana de migrantes hondureños que se dirige a su país.

Más temprano, Trump advirtió por Twitter que enviaría tropas y cerraría la frontera sur si México no tomaba medidas para contener el paso de grandes grupos de migrantes que se dirigen a Estados Unidos desde Guatemala, Honduras y El Salvador.

El mandatario ha criticado a legisladores de su país de no hacer cambios en leyes que frenen el flujo de migrantes indocumentados.

“No me sorprende (…) están muy cerca del proceso electoral en Estados Unidos (…) La posición del presidente Trump es la que siempre ha planteado”, dijo Ebrard, nominado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador como secretario de Relaciones Exteriores, a la cadena Radio Centro.

México apoya caravana de centroamericanos

Por su parte el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, enfatizó que desde el gobierno federal “rechazamos cualquier intento de presión para cambiar nuestro marco legislativo, porque no lo vamos a hacer”. Dijo que la política migratoria del gobierno federal está basada en los derechos humanos, y en ese sentido apoyará a los centroamericanos que iniciaron la Caravana de migrantes que salió de Honduras.

Al comparecer ante la Comisión de Gobernadores y Población, Seguridad Pública, Asuntos de Migración y Protección Civil y Prevención de Desastres de la Cámara de Diputados reconoció que existe un problema en la frontera sur, pero “no hemos deportado a ninguna persona de esta caravana hondureña”. ”

Luego de que el diputado Mauricio Toledo pidiera tomar acción en el caso de la Caravana de Migrantes, Navarrete Prida aclaró que el Ejército no fue enviado a la frontera sur, sino personal de Migración y Policía Federal, acompañado por los Derechos Humanos. “Lo que estamos haciendo es notar lo que sucede con esta caravana y que los centroamericanos no son víctimas del engaño”, dijo.

El Secretario de Gobernación destacó que las leyes mexicanas son claras y actuales “y nos atendremos a ellas”, por lo tanto, si los migrantes desean ingresar al país, se les ayudará a procesar los documentos respectivos. “Si solicitan refugio, no cumplirían con la condición estipulada por la ley”, agregó el funcionario, pero destacó que con el apoyo de las Naciones Unidas (ONU) se estudiará a la población para brindar la mayor protección y ayuda humanitaria a estos migrantes.

Esta caravana, abundada, se da en una circunstancia en lo que está sucediendo en Estados Unidos, una situación política, que explica la forma agresiva de dirigirse a su presidente, señaló.