México.- El gobierno del presidente López Obrador trabaja con agencias estadunidenses en torno a las denuncias contra Carlos Romero Deschamps, exlíder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

La información fue revelada por el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, en la conferencia presidencial de este martes.

Aunque no precisó con qué agencias se está trabajando, el funcionario confirmó la existencia de dos denuncias contra Romero Deschamps ante la Fiscalía General de la República (FGR) por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, las cuales incluyen a familiares y colaboradores.

Nieto, quien fuera titular de la FEPADE en el sexenio de Enrique Peña Nieto, también dijo que ya se solicitó a la FGR el aseguramiento de las cuentas bancarias y de bienes inmuebles del exdirigente petrolero.

Agregó que también se dio vista a la Secretaría de la Función Pública (SFP), a fin de que investigue presuntas irregularidades administrativas que estarían en el ámbito de su competencia.

Carlos Romero Deschamps fue dirigente del STPRM de 1993 a octubre de 2019, cuando renunció al cargo para el que había sido reelecto para el periodo 2018-2024.

A lo largo de su trayectoria, ha sido señalado por hechos de corrupción, mientras que sus hijos han protagonizado escándalos de ostentación y lujos con viajes extravagantes y vehículos de alta gama.

Militante del PRI, fue dos veces senador y dos veces diputado federal.

Aunque la renuncia a la dirigencia sindical ocurrió en octubre, esta se formalizó ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en diciembre y, de acuerdo con la dependencia, será este año cuando se elija al nuevo dirigente, conforme a las disposiciones legales emanadas de la reforma laboral del año pasado.

Desde los años 80, Carlos Romero Deschamps ha sido acusado de diferentes delitos, actos de corrupción y porrismo, por disidentes e inconformes en el gremio petrolero. Sobre él pesan denuncias de distinta índole, inclusive, por su presunta relación con el robo de combustible en ducto de Pemex.