Ciudad de México.- El pasado martes un ex militar enfrentó a dos presuntos ladrones en la calle de José Joaquín Herrera, colonia centro, delegación Cuauhtémoc. Y ahora teme por su vida.

Según informes de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, los sujetos sacaron un arma de fuego y lo golpearon en la cabeza, para inmediatamente amenazarlo e intentar quitarle una bolsa de plástico donde llevaba dinero.

El hombre, identificado como Silvano «N» de 56 años de edad, venía armado y les disparó.

Uno de los presuntos asaltantes, de 18 años, fue trasladado a un hospital donde falleció, y su cómplice quedó internado y a disposición de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación.

Familiares intentan agredir a militar

Ese mismo martes los familiares de uno de los hombres baleados por un militar en retiro, se dieron cita al Hospital General de Balbuena en donde se encontraba el elemento castrense, a quien intentaron agredir.

Enardecidos, hombres y mujeres se introdujeron al nosocomio en busca del militar y al encontrarlo comenzaron a insultarlo y amenazarlo de muerte, al intentar sacarlos del lugar se inició un zafarrancho.

Al lugar se dieron cita elementos de la Policía de Investigación, así como de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para tranquilizar los ánimos.

El hospital tuvo que ser cerrado mientras se calmaba la situación, en tanto que militares acudieron a este sitio y se llevaron a su compañero para ponerlo a salvo.

«Ya mátalo»

En su declaración, Silvano “N” detalló que los presuntos delincuentes William Noé “N” y su presunto cómplice Daniel “N”, ambos de 18 años, —quien a decir de la dependencia investigadora, se encuentra grave, pero estable en el hospital— lo amagaron aplicándole una “llave china”.

Detalló que los delincuentes buscaban arrebatarle una bolsa con una fuerte cantidad de dinero que se disponía a depositar a un banco cercano. Él se resistió, le pegaron con una pistola en la cabeza y lo tiraron. Sintió que su vida estaba en peligro, pues escuchó cuando uno de los agresores dijo: “Ya mátalo”.

En ese momento, decidió defenderse con su arma de cargo, la cual, según el peritaje, está en regla. Con ese argumento y además de dos videos captados en celular de testigos e imágenes de las cámaras de vigilancia, fue que se logró acreditar la legítima defensa.

Mientras, el agente del Ministerio Público continúa las indagatorias para definir la situación legal del segundo implicado en el ilícito, quien se encuentra hospitalizado y bajo custodia de la Policía de Investigación.

Los primeros informes ministeriales establecen que tiene registros nominales por robo en 2014, cuando era adolescente.

 

Teme represalias en su contra

No obstante el militar retirado solicitó a las autoridades que sus datos generales no se difundieran, pues teme
que los familiares de los delincuentes que lo intentaron asaltar, tomen represalias.

En tanto en las redes sociales la acción del militar en retiro de 56 años de edad desató una serie de apoyos, agradecimiento y hasta memes.

Por su parte un comerciante que resultó lesionado en los hechos, fue dado de alta después de recibir atención médica en un hospital de la delegación Gustavo A. Madero.

Galería

Esta nota contiene video: