México (Agencias).- El exlíder de las autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, acusado de portación de armas de uso exclusivo del Ejército y también de delitos contra la salud, interpuso un incidente de sobreseimiento mediante el cual pretende obtener su libertad en los próximos días.

Así lo informó su abogado defensor, Ignacio Mendoza, quien en diversas entrevistas explicó que el incidente de sobreseimiento pondría fin a la causa penal, pues si procede quedaría justificada su acción y no estaríamos hablando de que Mireles cometió un delito.

“Si bien es cierto que todos ellos (Mireles y los otros acusados) portaron armas de fuego, al final de cuentas ellos lo hicieron porque la autoridad les hizo creer que eso no iba en contra de la ley, es una excluyente del delito que lo contempla el Código Penal Federal y que yo en lo personal he utilizado ya en dos ocasiones para dos personas diversas por los mismos delitos y han prosperado. Uno de ellos fue Cemeí Verdía”.

Añadió: “En teoría lo único que va a retrasar la resolución del juzgado, o del juez, o de jueces, es el exhorto que se va enviar a Hermosillo, Sonora, que es un poco tardado, tres o cuatro semanas; después de eso viene un periodo de cinco días hábiles de prueba, después de esto viene una audiencia y a partir de esa audiencia el juez tendrá tres días hábiles para tomar una decisión”.

De su lado, fuentes del Poder Judicial Federal destacaron que se trate de un recurso en el que el acusado pretenda demostrar que hay una causa de justificación legal en su actuar, ya que si bien fue detenido en posesión de una pistola y un fusil de asalto, lo hizo confiado en que las autoridades federales le habían dado un “permiso extraordinario” para ello, en función de sus labores de autodefensa.

Pero el hecho de presentar ese incidente, apuntaron, no significa que el juez que lo procesa deba darle la razón, pues ello dependerá del tipo de pruebas, jurisprudencia y detalles de técnica jurídica que hayan aportado los abogados del acusado.

El pasado 3 de julio, la procuradora general de la República, Arely Gómez, anunció que la dependencia a su cargo se había desistido de su acción penal contra José Manuel Mireles, lo que abrió una vía para que éste pudiera salir de prisión.

No obstante, tres meses después de esa declaración, aquel sigue sujeto a proceso por el delito de portación de armas, que es grave y no le permite la libertad provisional bajo caución.

Mireles fue detenido el 27 de junio de 2014 en la región costera de Michoacán, acusado de posesión de armas, cartuchos y droga, y fue recluido en el penal federal de Hermosillo, Sonora.

“Al efectuarse el aseguramiento de una camioneta blindada, marca Jeep Cherokee modelo 2014 de color blanco, propiedad de Mireles Valverde, se localizaron ocho armas largas y seis cortas, 213 cartuchos, 11 cargadores, cuatro bolsas con mariguana, una con cocaína y 30 mil pesos”, dijo el entonces comisionado para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo.