Mérida, Yucatán.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) multó con $3,001,626.00 MN al propietario del yate “Dream Catcher”, que quedó encallado Área Natural Protegida Parque Nacional Arrecife Alacranes, lo cual afectó severamente una superficie de 54.5 m2 de corales.

Asimismo, se impuso la cantidad de $200,756.00 MN al capitán del yate, equivalente a 3,100 salarios mínimos generales vigentes en el Distrito Federal al momento de cometer la infracción.

La sanción se determinó por infringir lo dispuesto en el artículo 106 y 122 fracción I de la Ley General de Vida Silvestre, como producto del encallamiento de la embarcación “DREAM CATCHER” marca SUNSEEKER con matrícula número D01157411.

El yate quedó encallado el pasado 12 de julio 2013, a una distancia de 6 millas náuticas al noreste de Isla Pérez, en la Zona conocida como Anegados, en las coordenadas geográficas latitud Norte 22°27´20.3” y longitud Oeste 89°36´35.2”, dentro del limítrofe del Polígono General del Área Natural Protegida Parque Nacional Arrecife Alacranes, localizado referencialmente a 140 kilómetros al Norte del municipio de Progreso, estado de Yucatán.

Como consecuencia de los impactos de la embarcación, los daños registrados sobre las colonias coralinas fueron fragmentación, desprendimiento de colonias y abrasión, afectando a las especies de coral duro Millepora complanata (coral de fuego), Diploria strigosa (coral cerebro), así como colonias de zoantidos de la especie Palythoa caribaeorum, las cuales sufrieron abrasión, desprendimientos o fueron cubiertas con pedacería de coral.

La especie coralina más afectada por el encallamiento, fue el llamado coral de fuego Millepora complanata, esta especie es dominante en el área, por lo tanto presentó un mayor número de colonias afectadas.

Es importante mencionar que el pasado 12 de agosto, esta autoridad interpuso dos denuncias ante la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) a efecto de lograr la consignación al juzgado de distrito correspondiente del presunto responsable; la primera por delitos cometidos contra la biodiversidad y la segunda por el incumplimiento de las medidas emitidas, cuando se ordenó el retiro de la embarcación.

Además, la PROFEPA coordinó, el pasado 22 de agosto, la inmersión en aguas del Parque Nacional Arrecife Alacranes, para determinar el aumento en los daños causados por la embarcación “Dream Catcher”.

La delegación federal de la PROFEPA en el estado de Yucatán detalló que participaron 2 peritos, 1 agente del Ministerio Público, 2 buzos – uno de esta dependencia y otro de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP)- así como 2 inspectores federales de esta Procuraduría.

vmp