En conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó descartó que haya presiones de Estados Unidos para contener el tema, por lo que dejó claro que México ya no quiere el Plan Mérida.

Además informó que los titulares de Secretaría de Relaciones Exteriores y Gobernación darán una conferencia de prensa, en la que informaran sobre las caravanas.

Puntualizó que se dará a conocer qué está pasando en la frontera sur, que se cuide a los migrantes dando opciones de trabajo y que trabajen en el sur del país, porque es un problema serio originado en Centroamérica, sobre todo de falta de oportunidades y de violencia.

Desde Palacio Nacional, López Obrador afirmó que se quiere ofrecer trabajo y visas de trabajo, además de cuidarlos, por lo que se les pide un registro para saber de dónde son, tener sus datos generales, en el caso de familias, además de que no se permitirá el enganche o el tráfico que se lleva a cabo con migrantes, es decir personas que cobran por trasladarlos.

Aseguró que además se otorgará ayuda humanitaria y atención médica, así como seguimiento hasta la frontera norte, porque no queremos que tengan libre paso y no solo por cuestiones legales, sino por cuestiones de seguridad, “nosotros en el norte hemos tenido problemas de asesinatos migrantes en otros tiempos y no queremos eso”.

Dijo que la violencia mayor se tiene en estado del norte y preferimos atender a los migrantes en el sur.

El Primer Mandatario subrayó que se que existen “coyotes” es un hecho, gente que conduce a migrantes a cambio de dinero, “no es general, pero si existe”.

Ante presiones de Gobierno de Estados Unidos dijo que “ellos quisieran que no hubiera migrantes, pero eso produce por la pobreza en Honduras, El Salvador y Guatemala, ya que el 16% de los que migran son mexicanos y nosotros cada vez vamos a tener menos problemas porque la gente no va a irse a Estados Unidos porque tiene opciones aquí”.

Acotó que se atenderá la situación de migración de Centroamérica qué pasa por el territorio y la política es de protección y con ello evitar que los expongan y les hagan daño y se protejan sus derechos humanos.

El planteamiento a Estados Unidos es que con urgencia se apoye al desarrollo de los países de Centroamérica, enfatizó López Obrador, y han ofrecido ayuda para México, pero “lo más urgente es que se apoye con financiamiento a Honduras, Guatemala y El Salvador existen el BM, BID, qué no pueden destinar recursos para proyectos y atemperar el fenómeno migratorio, ya que no es con deportaciones, la frontera sur es extensa y muy difícil de vigilar”.

Abundó que en la frontera sur hay selva y no es un asunto fácil de controlar por lo que se debe atender las causas, por lo que sentenció que no se quieren confrontar con Estados Unidos, pero que si pueden que se atienda el problema con generación de empleos, por lo que “nosotros no queremos el Plan Mérida”.

Recordó que en gobierno de Barack Obama se deportaron más migrantes que con el Gobierno de Trump y eran mayormente de mexicanos, por lo que hablaremos del tema sin pleitos.