En un operativo conjunto que contó con la participación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), se logró el aseguramiento precautorio de 45 ejemplares de fauna silvestre.

La acción fue resultado de una inspección interinstitucional que se llevó a cabo de manera simultánea a 22 establecimientos dedicados a la venta de fauna silvestre, de conformidad con las atribuciones de cada dependencia federal, y ubicados en los estados de Nuevo León, Jalisco, Estado de México, Veracruz, Puebla, Yucatán y el Distrito Federal.

La coordinación de las tres instancias del Gobierno de la República permitió el aseguramiento de los 45 ejemplares a 4 de las empresas comercializadoras.

Destacan 20 víboras pitón bola, 1 mono tití orejas de pincel, 3 ejemplares de camaleón de velo, 1 zorra gris y 2 perritos de la pradera recogidos a la comercializadora denominada Exóticos Ixtab, en Mérida, Yucatán, la cual fue sancionada en anterioridad por esta Procuraduría por no acreditar la legal procedencia de diversos ejemplares.

Adicionalmente, el establecimiento cuenta con otros procedimientos administrativos abiertos, derivados de visitas de inspección practicadas en 2014.

Los animales fueron asegurados debido a que los establecimientos en cuestión no pudieron acreditar su debida procedencia.

De manera particular, la PROFEPA verificó el cumplimiento de la legislación en materia de vida silvestre, en relación al comercio de fauna silvestre, al revisar aspectos como legal procedencia, trato digno y respetuoso, y registro ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), principalmente.

Estos operativos son el inicio de una estrategia conjunta para combatir el tráfico ilegal de fauna y flora silvestres, por lo que se efectuarán inspecciones a otras comercializadoras e importadoras de animales, productos y medicamentos.

Cabe destacar que el tráfico ilegal es el segundo factor de la pérdida de especies, después de la destrucción de su hábitat, por lo cual la PROFEPA lleva a cabo acciones de inspección y vigilancia que se complementan con las estrategias de conservación que el Gobierno Federal aplica para preservar nuestro patrimonio natural.

 

 

 

ALEMM