México, D.F.- En una acción sin precedentes en la coordinación bilateral entre México y Estados Unidos en la aplicación de la ley de protección a la vida silvestre, la Corte Federal en San Diego, California sentenció un ciudadano norteamericano a pagar 500 mil dólares por concepto de reparación del daño causado por el tráfico ilegal de Totoaba.

Dicha Corte consideró a México como víctima por haber extraído ilegalmente esa persona una especie endémica y catalogada en peligro de extinción por la NOM-059-SEMARNAT-2010, que habita en el Golfo de California, declarada en veda total y permanente desde el año de 1975.

A pesar de declararse culpable del delito de contrabando de 270 vejigas de totoaba y que la juez del caso reconoció que el daño causado equivale a 3 millones de dólares, la sanción económica final contra Jason Jin Xie fue de 500 mil dólares por considerar su situación económica y cuatro meses de prisión adicionales.

Los 3 millones de dólares serían la cantidad necesaria para garantizar que 270 totoabas puedan sobrevivir en su condición natural, durante 15 años, considerándolos esfuerzos de reproducción y vigilancia que realizan las autoridades mexicanas y entidades de investigación científica en la zona del Golfo de California, agregó.

El acusado de origen asiático, fue detenido en marzo del año pasado en la garita de Calexico, California, con un contrabando de 170 piezas de vejiga de totoaba o “buches”. Después el presunto contrabandista aceptó haber importado a Estados Unidos un total de 270 “buches”.

La totoaba (Totoaba macdonaldi) es una especie de pez marino que alcanza dos metros de longitud y un peso superior a los 100 kg; es endémico del Alto Golfo de California. Debido a su sobreexplotación, desde 1975 se encuentra en veda total y permanente.

vmp