CHILPANCINGO.-El representante adjunto de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jesús Peña Palacios, abordó con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, el tema de los casos de asesinatos y desaparición de normalistas en Iguala, donde el Ejecutivo estatal le solicitó su intervención en las indagatorias.

En privado en el complejo de exposiciones Mundo Imperial en la Zona Diamante de Acapulco, Aguirre Rivero pidió a  Peña Palacios que sea la ONU, a través de la oficina para la atención de Derechos Humanos internacionales, la que se involucre y participe de acuerdo a sus facultades en la investigación por los hechos ocurridos en Iguala y tenga más solidez y validez.

De acuerdo al comunicado de prensa, el funcionario de la ONU, Jesús Peña escucho la petición del gobernador Aguirre Rivero de que no sólo se coadyuve en este caso, sino que se reabra el asunto del 12 de diciembre, donde dos normalistas y un despachador de gasolina perdieron la vida en la Autopista del Sol.

“Soy el primero en no estar satisfecho con los resultados, y esperamos que se castigue con el peso de la ley a los responsables”, dijo.

Aguirre Rivero expresó la disposición de facilitarles la información que sea necesaria, a fin de que desde el ámbito de sus competencias, realicen la investigación y se aclare la verdad de los hechos en Iguala.

También le solicitó  que se lleve a cabo una consulta ciudadana en Guerrero y que sean los guerrerenses quienes decidan si se va o se queda en el gobierno del estado.

Aguirre Rivero dijo que se llevan a cabo mesas de diálogo donde participan los gobiernos federal y estatal, así como dirigentes de la Sociedad de Alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, el Comité de Padres de familia de hijos fallecidos, heridos  y desaparecidos y la Comisión Civil de Interlocución.